viernes, 8 de junio de 2012

The Mikado, una crítica social disfrazada de chinoiserie

Hola, me llamo Kitsune y soy incapaz de aguantar los musicales... Sí, lo confieso, me irritan.

Por eso cuando puse en mi lista de películas en streaming el musical "The Mikado" supe que no lograría verlo entero jamás, lo cual es una lástima porque parece estar bien, pero lo siento, hoy lo he intentado y no lo he logrado. También es cierto que la versión disponible es del año 1936 y tal vez si viera algo más actual me animara... pero es bastante difícil. Creo que el único musical que no me irrita y que he logrado ver íntegramente ha sido "El violinista en el tejado", pero es por otros motivos que no vienen a cuento aquí.

Dado que mis buenas intenciones para con esta obra no han conseguido que permaneciera más de dos minutos ante la pantalla, al menos he hecho propósito de enmienda y he ido a San Google y Santa Wikipedia para que me iluminaran y me contaran el por qué del éxito del musical "El Mikado" (es decir, El emperador). Parece ser que allá por 1885 esta obra disfrazada de deliciosa chinoiserie en realidad era un regalo envenenado con una velada crítica de la sociedad inglesa de la época. Con un argumento francamente enrrevesado sobre los amoríos imposibles de un falso cantante itinerante (en realidad, el heredero imperial) y una jovencita, se desarrolla toda una trama de absurdos personajes (cuyos nombres corresponden a los habituales balbuceos de un niño... inglés...) a cada cual más chirriante fiel reflejo del ambiente político y gubernamental de la época. Claro que para ver esto hoy, hay que estar muy puesto en historia europea del siglo XIX. (Según cómo vayáis con el inglés el artículo de Wikipedia es muy interesante, pulsad aquí)

Por eso la mayoría de las representaciones que se hacen en la actualidad han sido modernizadas y por ejemplo una de las canciones más conocidas "I´ve got a little list" (Tengo una pequeña lista), permite cambiar su contexto tantas veces como se quiera, para adaptarlo a los tiempos y la audiencia que esté en ese momento en la sala. El tema de esta canción viene a cuento de que el pobre Ko-ko encargado de llevar a cabo la decapitación de aquellos individuos que han cometido un crimen contra la moralidad, se ve en la tesitura de tener que condenarse a sí mismo, porque su nombramiento le salvó in extremis del cumplimento de su decapitación por ligón. Con semejante dilema él propone toda una serie de nombres que podrían ser condenados antes que él y nadie echaría en falta.
Primero realiza un discurso que dice:

If I should ever be called upon to act professionally, 
I am happy to think that there will be no difficulty 
in finding plenty of people whose loss will be a distinct gain to society at
large.
(Si alguna vez me veo en la tesitura de tener que actuar de forma profesional,
me alegro de saber que no habrá ninguna dificultad
en encontrar un montón de gente cuya pérdida será una ganancia indiscutible
para el conjunto de la sociedad)

Y entonces comienza a cantar:

As some day it may happen that a victim must be found,
I've got a little list--I've got a little list
Of society offenders who might well be underground,
And who never would be missed--who never would be missed!
(Si algún día sucede que hay que encontrar a una víctima,
Tengo una pequeña lista--Tengo una pequeña lista
De criminales para la sociedad que bien podrían estar enterrados,
y que nunca serían echados de menos--nunca serían echados de menos!) 


Perdón por mi traducción libre....
A partir de aquí las versiones cambian, tanto que en algunos momentos históricos se ha tenido que prohibir esta canción en según qué representaciones porque incluía a personajes tales como Hitler. En youtube tenéis unas cuantas, incluída la de Groucho Marx en una versión para televisión bastante light. Pero a mí me han gustado dos en concreto, una creo que es en Irlanda y la otra en Australia, si entendéis medianamente el inglés, veréis que la gente de la lista es diferente. Muy bueno el punto de sacar un "falso iPad" en la versión australiana:
La versión irlandesa:
Hay incluso una de la BBC con una ambientación en los años 20 y que cuenta con Eric Idle (Monty Phyton) en el papel de Ko-ko. (Aquí podéis ver su versión de la pequeña lista)

En cuanto a vestuario, hay de todo, desde fantasías posmodernas de lo que debería ser un traje japonés de época, hasta ambientaciones en diferentes épocas históricas europeas, todas ellas con más o menos acierto, pero curiosamente los autores en 1800 aprovecharon la presencia de una troupe japonesa que estaba de visita y contaron con su ayuda para cuestiones de ambientación. Así que es curioso cómo las versiones más antiguas de esta opereta, son más cercanas a las vestimentas japonesas originales que las actuales. No dejan de ser una pequeña chinoiserie pero menos exagerada que otras cosas que he visto y que dan miedo....
Nchtssss, nchtssss, nchtssss (grumble, grumble, grumble):




Aquí tenéis las imágenes en movimiento más antiguas que se conservan de la primera versión y el creador del vestuario:

Otra aproximación interesante es el film sobre la creación de la obra llamado Topsy-Turvy. En el que cuenta con detalle las peripecias de sus autores e incluso sacan a los japoneses que se supone que les ayudaron.
Y ya sabéis "I´VE GOT AAAALL OF YOU ON MY LIST!!!!" jajajajajajajajaja.



martes, 5 de junio de 2012

Sobre maratones y demás....

Vuelta a la "maravillosa" vida californiana, con sus homeless, sus locos, sus otros-locos, sus tiger-moms.... Aaaah, "el hogar"...
 
Y lo que me recibió en "el hogar" fue una convención de Anime y el lugar literalmente tomado por gente vestida de formas muy variadas más o menos cercanas a algún anime. La verdad que o yo estoy muy desconectada o estas cosas no evolucionan porque no encontré ningún personaje de anime que no me pareciera "antiguo". Tres chicos asiáticos vestidos como en Gantz estaban muy logrados.
El resto mucho pikachu, alguna cosa de Naruto, alguna que otra gothic-lolita, me alegró ver algún esfuerzo por introducir One Piece... pero no me impresionó.
 
Yo que estaba recién llegada del "paraiso patrio" de los mangas de Jirô Taniguchi y de lo nuevo de Naoki Urasawa, me hice la siguiente reflexión: "Qué lástima que toda esta gente dentro de unos años habrá abandonado todo esto porque no habrá tenido acceso a otras cosas más adultas".
 
A ver...no ofenderse, que ya me van a saltar por aquí todos los clientes adolescentes. Cuando me refiero a cosas más adultas, me refiero a que la vida tiene muchas etapas, e igual que disfrutaba con según qué animes y mangas, y sigo disfrutándolos a veces (cada vez menos porque cada vez el héroe quinceañero es más insufrible o la falda de la colegiala más corta), es cierto que a lo largo del tiempo me ha apetecido leer algo con más..."chicha" (con algo más profundo que me haga pensar a posteriori).
 
Y esta reflexión me lleva a hablar de "Billy Bat", lo nuevo de Urasawa que no sé cuándo se publicará por guiriland, dado que el mercado se centra única y exclusivamente en "yaoi" para las niñas y "shônen" para los niños (y no, no me he equivocado y quería decir "shôjô" para las niñas, he querido decir "yaoi" con todas las letras).
 
Dado que la vida post-doctoral es la misma mi.... eeeehhhmmm, quiero decir ese mundo "de luz y de coloooor, de luz y de colooorrr" que cantaba Marisol, he estado dedicando mi tiempo a tareas intelectualmente propias de una doctora: mega-maratón de "Homeland" y lectura compulsiva de "Billy Bat".
 
Iba a decir que era muy triste que con el título recién estrenado no estuviera leyendo uno detrás de otro todos los libros que me he traído de "la patria" (bastantes, os lo puedo asegurar, a los que había que sumar dos tomos tamaño guía telefónica de la tessssissss); pero en realidad, leo, aunque sólo el manga de Urasawa, lo cual dice poco o mucho de mi recientemente adquirida capacidad intelectual. (Lo de Murakami lo tengo en el iPad y está más que muerto desde que llegué).

Bueno, al meollo.... el manga... Lo leo con temor, porque Urasawa tiene esa manía de acabarlo todo fatal. Conservo la esperanza de que dado que no guioniza el solito, igual un alma caritativa le dice cómo terminar sin que el lector se quede con cara de imbécil. (Cosa que me ocurrió con "20th Century Boys", pero no con "Pluto" porque no guionizaba él). Por ahora me está gustando muchísimo, la gigantesca proporción de lo planteado me fascina y las críticas veladas a muchísimas cosas también. 
 
Por otro lado el estilo de dibujo cada vez es mejor, más cuidado y fuera del estereotipo del manga. 
 
Y cuando hablo de gigantesca proporción... Mirad algunos ejemplos de los personajes.
Cristo:

 


Lee Harvey Oswald:
 


Einstein:
 

Ya veremos... no cuento nada del argumento porque no quiero fastidiar a nadie, aunque tampoco es que a estas alturas yo lo tenga muy claro, jajajajaja.

Segunda actividad post-doctoral, mega-maratón de "Homeland". Lo siento pero no le he encontrado el punto, es un peazo de folletín tremendo!!!! Bastante machista y muy previsible. Lo del tío muerto pero no muerto pero sí muerto... porrr faaavooooorrr.... Lo de criar al "ninio" del malo y "comprender" la causa del enemigo... porrr faaavoooorrrr. Me hacía recordar el caso real del protagonista de "The Killing Fields" y se me ponían los pelos como escarpias.
Y ese momento Margarita Gautier con ella medio loca medio enferma y las descargas cerebrales, JAJAJAJAJAJAJA. O-M-G!!! JAJAJAJAJAJA.
Lástima que la banda sonora es magnífica y me ha hecho descubrir al Tomasz Stanko Quartet: