viernes, 14 de diciembre de 2012

Así en un rápido...

Me gustaría tener más tiempo para poder sentarme y escribir un artículo que lleva dándome vueltas por la cabeza lo menos un mes. Pero la vida se empeña en ponerme piedrecitas en el  camino para que tropiece y me distraiga lo suficiente como para no poder reflexionar primero y escribir después.
(Modestia aparte yo soy como el Mozart de "Amadeus", todos los artículos se crean en el melón que tengo por cabeza y luego me siento y escribo, JAJAJAJAJAJAJAJAJA)

Pero la falta de tiempo no logra que a veces pierda mi tiempo viendo y leyendo cosas que me enganchan. Normalmente lo que veo, lo veo mientras como o ceno; y lo que leo, lo leo por la noche cuando me voy a dormir (y por supuesto no duermo... jajajajaja).

En esta semana dos cosas, dos, han logrado: la primera, hacer que coma y cene muyyyy despacio; la segunda que no pegue ojo y pase el día como un zombie.

-BLACK MIRROR

Sus tres capítulos son dignos de la mejor tradición de "The Twilight Zone". Y que conste que el primero me resultó desagradable y bastante truculento. 
Pero los otros dos me engancharon de tal manera que tuve que verlos sí o sí, por eso digo que me recuerda a "Twilight Zone", porque cuando me pongo a ver esa serie termino viendo por lo menos 3 o 4 seguidos.
Muy, muy, muy, muy interesante el segundo.



-WOOL, OMNIBUS

Y la cosa ha ido de futuros alternativos porque estas novelas van de eso. El autor es un tipo bastante curioso y hasta cierto punto su estrategia publicitaria es "novedosa", jajajajajaja. Su éxito se debe más al boca-oreja que a los esfuerzos de una editorial por darle una gran cobertura.
En su propio blog cuenta cómo se dedica a ir por las librerías preguntando por su libro, cuando ha investigado previamente que no lo tienen, simplemente para que parezca que hay lectores interesados y al menos tengan una copia.
El libro me ha enganchado muchísimo, ya he visto por la red que no le ha entusiasmado a todo el mundo, pero a mí me ha recordado a "Roadside picnic" de los hermanos Arkadi y Boris Strugatsky (y ese libro es de 1971!!!). 
Tiene algunos momentos un tanto exagerados, a veces recurre mucho al tópico, pero la sensación general es buena. 


Teniendo en cuenta que hace poco tuve un intento fallido de leer "Ready Player One", que casi me mata del aburrimiento; la verdad es que ha sido todo un logro que un autor de ciencia-ficción actual haya conseguido que, una neófita como yo, le haya leído con gusto.
Lo de "Ready Player One" merecería un artículo aparte, pero eso sería darle una publicidad inmerecida, dejémoslo en que el título en español debería ser "Los ochenta son suyos" (es más yo añadiría... pues "tos pa tí, hijo mío, tos pa tí" = todos para tí).

En fin, aquí tenéis las recomendaciones de ayer y de hoy de vuestra "tita" Kitsune. A disfrutaaaaar.

P.D.: Y si alguien tiene un poquito más de tiempo que yo, "The hour" de la BBC, con la mejor banda sonora de jazz de los últimos tiempos. Un vicio.....

No hay comentarios: