sábado, 7 de enero de 2012

Una película japonesa hecha por un occidental

Y si no lo digo reviento... Ayer estuve viendo "Drive" (lo sé de nuevo con retraso respecto a todo el mundo, soy una chica con un problema temporal, lo reconozco) y la sensación que me quedó fue la de que acababa de  ver una película japonesa. Todo el film podría estar ambientado en Tôkyô, el protagonista podría ser fácilmente Asano Tadanobu y el problema sobre el que gira toda la acción en vez de con la mafia italiana, con la yakuza, punto final. Es más, yo creo que las calles de Tôkyô se adaptarían mejor a las secuencias en las que el protagonista conduce.

Me dicen que es una película de "Beat" Takeshi y me lo creo. En algunas ocasiones también me recordó a películas de Charles Bronson (teniendo en cuenta que el director hizo un simil-biopic sobre dicho actor no me sorprende) y algunos momentazos de Clint Eastwood. En sí un tipo de personaje que se creó por influencia de la introducción del cine japonés en USA, Yojimbo, Los siete samurai... en esencia el anti-héroe, el rônin.

Por otro lado tenemos la banda sonora, sin la cual la película sería un churro. Esos 80!!!! se me ponía la carne de gallina, qué tiempos. Claro que no entiendo cómo no han introducido nada de Depeche Mode, tipo "Never let me down" que le pega bastante, o algunas de las mezclas de Daft Punk, sino que han preferido empezar de cero.

¿Me ha gustado? Uhm... todavía no lo sé. Tengo que reconocer que al menos es bastante diferente a lo que se está rodando en la actualidad. Me ha gustado ver que mencionaba la historia de "La naturaleza del escorpión" y la escena donde se ve el escorpión de la chaqueta moviéndose al ritmo de su respiración, como si estuviera vivo. Me sobraban los momentos de "casquería" al estilo "Tarantino-Miike-De la Iglesia", pero puede que sea porque me estoy haciendo mayor, insisto, es una cosa personal probablemente debido a que una "ya tiene una edad".

1 comentario:

Marta dijo...

Ya me gustaría a mi que fuera Tadanobu Asano el actor... :-)