miércoles, 24 de junio de 2009

Algunas recomendaciones

Uhm....ya sé que me había negado a comentar los libros que suelo leer, las películas que suelo ver o la música que suelo escuchar, pero me apetece por una vez saltarme esta norma auto-impuesta, debido a que últimamente he visto y leído (lo de escuchado me lo sigo reservando para mí) algunas cosas que merece la pena comentar.

1-LO QUE NO:

Suele ser una tendencia habitual el que libros, manga o películas japonesas no tengan planteamiento-nudo y desenlace. Llevo ya unos cuantos-muchos años leyendo libros y mangas japoneses y viendo las suficientes películas como para no acercarme ya a ninguno de ellos planteándome las preguntas que normalmente me haría frente a algo occidental. Pero, sinceramente, estoy empezando a cansarme..... Considero que a veces la falta de planteamiento de lo que va a ocurrir, o de presentación de los personajes, es más una excusa y falta de imaginación que una genial ocurrencia que hace interesante el producto. Lo siento pero no.
Evidentemente no todos los autores y cineastas japoneses hacen lo mismo, pero es muuuuy habitual.
Un libro o película puede empezar con la acción a mitad, sin que sepas nada de los personajes y que acabe a mitad también, sin una solución al conflicto planteado (si es que se llega a plantear) y sin que sepas ni de dónde vienen ni a dónde van sus personajes. Que por mí perfecto, a veces me gusta, pero otras veces es tal la sensación de impotencia que te queda, que al final sueltas un: A la mierda! menuda tomadura de pelo (con perdón para mis internacionales, pero es lo que me sale de dentro).
Me da la impresión de que yo también estoy divagando un poco.... jajajajaja.
Bien, a lo que iba, lo que no me ha gustado.

-Los trabajos de Makoto Shinkai 新海 誠: Había recibido varios e-mails de un grupo de anime mencionando el pase de un par de obras suyas y valorándolas como si su autor fuera "el nuevo Miyazaki". Reconozco que vivo bastante desconectada del anime últimamente, no es por falta de interés, es que a veces me desconecto porque tanto jovencito colegial y muchachita de falda corta bajo los cerezos termina por cansarme.
Dispuesta a reparar esa falta, caí con sumo interés sobre la obra completa de este director.... para mi desgracia..... Lo último de lo último suyo es 秒速5センチメートル Byôsokugo 5 cm, "5cm por segundo", que se supone es la velocidad a la que caen los pétalos de las flores de cerezo. Después de mantenerme "en vilo" durante la hora y pico o más, no sé se me hizo interminable, termina... que no termina... pero empieza que no empieza tampoco.
Supongo que ahora los incondicionales de Makoto Shinkai se me tirarán a la yugular, pero me da igual, la película es un aburrimiento total. Y me estuvo recordando todo el rato a las antiguas producciones de Gainax, con referencias contínuas a Kareshi to Kanoyo no jijou (conocida como Karekano). Esa tendencia de Gainax, que fue marca de la casa de escenas interminables de objetos inanimados, o techos de vagones de metro, grifos goteando en patios de colegio tras las clases.... Todo ello conforma la película de Shinkai, así que no espéreis mucha acción.
Esperaba más la verdad. Vale que habla de sentimientos y demás, pero no, a mí no me llegó en absoluto y me dejó bastante fría. El único personaje al que vi con algo más que horchata en las venas, es la muchacha que se enamora del protagonista en el colegio pero es rechazada.
Ejemplos "estilo gainax" de la película:




-Okuribito: al final logré verla. El principio me pareció interesante, a medida que avanzaba la película me acordaba más y más de Tampopo, la película sobre los ramen, jajajaja. Bien, de acuerdo no hay ramen en un funeral, pero la relación de los personajes y el transfondo se me hacían familiares. Sin embargo, llega un punto en que la película "pincha y se desinfla", a partir de que la mujer del protagonista le abandona, para luego volver sin mucho sentido.
He visto otras películas japonesas que me han interesado muchísimo más y no se llevaron un óscar, es más mi favorita este año era Vals con Vashir y sigue siéndolo.
¿Recomendable Okuribito? uhm... si no has visto mucho cine japonés, tal vez... Si, no... pues mejor verse lo último de Koreeda, aunque lo tengo pendiente y no sé qué tal será. Pero para mí este director siempre es una bocanada de aire fresco.

2-LO QUE SÍ:

Otras veces, da igual que el autor no presente a los personajes o que te sientas más perdido que un pulpo en un garaje, porque las sensaciones que recibes son muy buenas y cuando terminas te queda un regusto especial que te indica que ha merecido la pena.

-Pluto de Naoki Urasawa: Uf! tenía yo ganas de echarle el guante a esta obra. Sobra decir que en guiriland lo que se publica de manga es de calidad bastante mala y suele girar en torno a shôjo y yaoi para muchachitas adolescentes con la hormona revolucionada (aunque mis hormonas nunca han estado en su lugar, pero eso es culpa de mi tiroides señor juez, yo no tuve nada que ver, jajajajaja). Para una vez que se animan a publicar a Urasawa, comenzaron con Monster (la tengo pendiente), siguieron con 20th Century Boys (colosal, pero con el defecto propio de Urasawa de acabar sus obras fatal, de nuevo ese rasgo japonés) y ahora toca Pluto.
Tengo los 3 primeros tomos y ha sido fascinante, adoro a este mangaka. Su forma de dibujar y sobretodo sus guiones, pero preferiría que los terminara en condiciones alguna vez.....
Sé que voy con retraso respecto a Europa, pero aquí es lo que hay.



-Sky crawlers de Mamoru Oshii 押井守: y mira que le tengo pánico a este hombre, porque suele desbarrar bastante y terminar volviéndote loco con sus cambios de argumento a mitad de película. De nuevo el basset hound como icono, no pude evitar una carcajada cuando apareció en pantalla.
Me gustó el argumento, a pesar de ser también más de lo mismo, sin presentar a los personajes ni acabar la acción (aunque en este caso era casi obligatorio porque de eso va la película, de círculos viciosos, el típico día de la marmota). Oishii sigue empleando como nadie el ordenador y sientes ese picorcillo interior que recuerdas que te dió viendo "Akira", cuando todo esto del anime nos venía muy grande a los occidentales.


Bueno, ya tenéis argumentos para atacar durante un buen rato. Pero esta es mi casa de té y aquí digo y hago lo que me da la gana. Al que no le guste que se busque otro sitio para beber té, o-biru y sake por la cara.....