martes, 14 de abril de 2009

タケダ先生のブログ

Hace unos días Takeda-sensei, cliente de honor de la casa de té, dejó un comentario comunicando que PORRR FFIIINNN se ha decidido a hacer un blog.
Para los que no os suene, en muchas ocasiones Takeda-sensei ha colaborado con la casa de té ampliando la información histórica de algunos artículos, como ejemplo el de Goemon, donde contribuyó con toda una serie de anotaciones fundamentales.
Realmente me parece una idea estupenda el que por fin se haya lanzado a escribir y montar un blog. Por ahora esta arrancando pero seguro que será muy interesante.
Os animo a pasar un bueno rato en su pequeño rincón de Hokkaidô:
http://postalesdesdesapporo.wordpress.com/
El honor es mío Takeda-sensei m(_ _)m

domingo, 12 de abril de 2009

Cerezos, cultura afro-americana y chili

Después de pasar 6 meses sin pisar las calles de D.C. al final han sido no uno, sino dos fines de semana en los que nos hemos dedicado a descubrir nuevos lugares. Después de casi 4 años viviendo por guiriland, lo cierto es que apenas nos conocemos la ciudad en sus "interioridades". Cada vez que vienen visitas procuramos ir a un sitio nuevo, pero suelen siempre centrarse en cosas para turistas, aparte de los grandes clásicos de la capital.... el Mall, la Casa Blanca...
El fin de semana anterior fue el mercadillo japonés por la celebración de los cerezos en flor. Sí, es cierto, en D.C. existe y se celebra el hanami como si esto fuera Japón y los cerezos son japoneses.
Así que con muy buena voluntad nos unimos a la marabunta de gente que abarrotaba Pennsylvania Avenue y nos dejamos envolver por las nubes de humo de los grill donde se preparaban yakitori. El problema de este año es que hizo un tiempo fenomenal y la cantidad de gente era bastante molesta. A pesar de todo me compré un par de libros en el stand de la Kinokuniya, uno sobre gestos japoneses y otro sobre o-bake y yûrei. La verdad es que me hubiera llevado medio stand, porque tenía dos libros sobre takarazuka que parecían interesantes, pero el que más me llamó la atención valía 35 $, así que pensé WTF!!! y me ahorré el disgusto.
Como además llegamos un poco tarde porque yo había pasado mala noche, no me pude comprar un gorro con orejas de kitsune porque la chica que los hacía había vendido todas sus existencias....
Así que abandonamos la zona de compras compulsivas y nos dirigimos hacia la sección de los cerezos, pero como yo ya estoy un poco harta del Tidal Basin y el follón de gente, nos decidimos por los cerezos de Hans Point, pero como son de otra clase casi no habían florecido; pero nos dió la oportunidad de conocer la zona de Washington Marina y toda la sección de L´Enfant Plaza con sus edificios ministeriales y sus hotelazos de lujo.


En Washington Marina hay un mercado del pescado que además te puedes comer lo que compras porque te lo preparan en el momento. Sobretodo cangrejos. Un día de estos nos tenemos que dejar caer por allí porque es uno de esos sitios poco conocidos de D.C.


Y este fin de semana.... Paseo bajo la lluvia torrencial por U Street, lugar emblemático de la cultura afro-americana y barrio de Duke Ellington, cuyo retrato aparece en un enorme graffiti en uno de los edificios.


También descubrí que el artista Shepard Fairey (obey the giant) había hecho una visita y había dejado un graffiti de su famoso cartel.


Es un lugar curioso, porque fue en su momento parte del ghetto afro-americano y ahora con la renovación de muchas de sus casas se está convirtiendo en una zona muy fashion con garitos en plan "lounge" y restaurantes de comida etíope por todas partes.
Pero nuestro objetivo era el Ben´s Chili Bowl y al final conseguimos entrar y comernos nuestro hot-dog, en mi caso sin chili.




El local estaba lleno de fotografías de gente famosa, pero sobretodo de las que hicieron durante su visita a Obama.


Un lugar muy interesante, con muchísima historia y una comida deliciosa.
Además, localizamos un pequeña tienda-súpermercado japonés, donde cayeron un メロンパン y unos cuantos bollitos más de chocolate, queso y crema de Okinawa.


También me llevé una bolsita de té verde japonés, estaba la marca que me gusta pero a 6$, así que me decidí por otro de 4$ al menos para darme un pequeño homenaje de vez en cuando sin que mi bolsillo se resienta demasiado.
Curiosamente la tienda era súpermercado-agencia de viajes, todo ello en el espacio de una tienda de ultramarinos.


El dependiente estaba hablando con una cliente en japonés, así que me sentí lejos de guiriland por un momento.
Por último, la visita de Busboys&Poets, un garito pijo-fashion, donde la gente pija-fashion-alternativa de D.C. se reune para tomar sus expresso, mientras navegan por la red con sus mac, discuten de poesía o simplemente acuden a escuchar recitar sus obras a algún poeta. Sobra decir que los camareros eran todos guapos-fashion y la mayoría de los clientes también, jajajajja.
El sitio es medio-cafetería medio-tienda de libros, pero eran todos libros de "política" y claro las secciones eran un poco repetitivas. Sociología y política, artes y política, cómics y política, cultura y política. Hubiera preferido que las temáticas no fueran tan "políticas" y se centraran en traer obras relativamente raras o difíciles de encontrar.
Al menos tenían el cómic de "Waltz with Bashir"....
Había dos españolas por la sección de librería, pero como suele pasar por D.C. no cruzamos ni una mirada ni una palabra. Un consejo, si os cruzáis con españoles por la capital de guiriland, haced como los tres monos (no veo, no oigo, no hablo), porque o se te ofenden porque les haces la experiencia menos genuina o te vuelven la cara.

Me ha gustado la zona de U Street, aunque sigo quedándome con Dupont Circle y su librería de viejo. Supongo que será por mi ramalazo mariliendre, jajajaja.