domingo, 27 de abril de 2008

Estoy viva

Hola a todos, lo siento pero no tengo mucho tiempo para preparar artículos o comentar cosas por la casa de té.
Desde que he llegado a E´paña cañí no he parado ni un segundo. Muchos reencuentros, mucho médico, mucha universidad, mucho caminar y mucho comer (sobretodo jamón, jajajaja).
En tres años aunque no lo parezca las cosas cambian, en mi propia ciudad me siento como una extraña, me tienen que indicar cómo ir a los nuevos sitios que han abierto y que desconozco, etc...
También me ha dado por ir andando a todas partes, antes iba a la facultad en autobús, el otro día me fui andando (cómo podía antes ir en autobús si está tan cerca???).
Otra de las cosas que me han sorprendido es la cantidad de divorciados que hay en los sitios de marcha. Ayer entré en uno y era como entrar en una subasta de ganado, tenías dos filas de divorciados una a cada lado del pasillo del garito y cuando pasabas eras catalogada como opción o no válida. Me sentí muy incómoda. Puede que haga demasiado que no salgo por ahí de marcha. Por último me desagradó mucho volver a casa con el olor a humo de tabaco en la ropa y en el pelo, había olvidado ese factor.
En mi antigua casa tengo ya unos cuantos montones de libros y ropa preparados para meter en cajas y enviar a "guiriland", son la selección que he hecho entre todo lo que tenía y el resto, lo he dividido entre cosas que he dado a los amigos, cosas que he tirado directamente y cosas que dejo en la casa de mis padres para posibles regresos.
Una cosa está clara, la próxima vez no van a pasar tres años para que vuelva (se acumulan muchas cosas por hacer).
Prometo volver a escribir pronto, o al menos lo intentaré, tengo algunas cosillas interesantes pero me gustaría desarrollarlas como se merecen y como vosotros mis clientes os merecéis.

P.D.: el otro día un amabilísimo lector, Sasaki-san, me indicó un error en uno de los artículos que rápidamente corregí. Por favor, si alguna vez veis algo parecido no dudéis en indicármelo, no soy infalible, ni mis artículos son la Biblia. Siempre que leáis algo en la casa de té, tomad la información como un principio para vuestras propias investigaciones pero nunca como si fueran correctas al 100%.