miércoles, 12 de marzo de 2008

Se cree el ladrón.....

... que todos son de su condición. (Como dice el refrán).
Hace tiempo que me lleva rondando la cabeza este artículo, pero no me atrevía a abordarlo porque me falta mucha información que me gustaría incluir.... Sin embargo, ante la imposibilidad de encontrar aquello que llene las lagunas (mea culpa queridos clientes, pero no voy a ponerme a continuar mis estudios de japonés sólo por esto, aparte que necesitaría toda una vida para entender según qué textos), he considerado que con lo que tengo podía redactar algo medianamente comprensible y ameno. Bien, al tema.... Siempre me ha sorprendido la iconografía que en Japón se le dedica a la figura del ladrón (dorobô どろぼう 泥棒), siempre coincide en tres elementos: vestimenta oscura quasi-ninja, pañuelo en la cabeza (tenugui) anudado bajo la nariz (para evitar estornudos???) y una amplia tela (furoshiki) que a modo de saco (la saca) sirve al ladrón para almacenar su botín y suele ser un fondo verde con un diseño en blanco de espirales.




Creo que esto quien más quien menos lo ha visto alguna vez, si no en los manga, en los anime o en numerosos ukiyo-e o incluso en películas japonesas.
La cuestión es que me puse a investigar el por qué y terminé estudiando dos figuras representativas de los ladrones japoneses que, como muchas otras figuras históricas (Yoshitsune-Shizuka-Benkei, leales de Asano, hermanos Soga), de mano del kabuki se transforman en grandes héroes.
Seguramente en cuanto os diga sus nombres os sonarán (y si no, da igual, porque os sonarán después, ajajajajaja), Ishikawa Goemon y Nezumi Kozô (Jirokichi). Hoy me voy a dedicar a hablar del primero.

ISHIKAWA GOEMON (1558-1594.... creo) 石川 五右衛門

No sé de quién partió la idea de decir que este fue el "robinjú" (Robin Hood, jajajaja) japonés, porque yo no encuentro relación alguna, es más las historias sobre este hombre son de todo menos un tipo robando a los ricos y dando el dinero a los pobres, e incluso me atrevería a decir que son poco "instructivas"..... Allá cada uno con sus interpretaciones pero os aseguro que para mí de "robinjú" nada de nada.
Hay tanta historia, tanta versión de su vida y tantas leyendas que primero voy a comentar los puntos comunes y luego analizaremos los flecos.
Fue un ladrón famoso durante el shogunato de Toyotomi Hideyoshi, al cual intentó asesinar, pero fue capturado justo cuando ya había accedido a su dormitorio. Debido a sus múltiples crímenes y a su intento de magnicidio fue condenado a morir en un baño de aceite hirviendo junto con su hijo, sin embargo Goemon lo alejó de una muerte segura levantándolo y manteniéndolo sobre su cabeza.


(Tan famosa es esta escena que a las bañeras de hierro fundido se les llama goemonburo).



TAKEDA-SENSEI NOS EXPLICA EN UN MENSAJE (gracias, gracias, gracias):
Del personaje histórico no se conoce prácticamente nada. Lo unico cierto es que fue ejecutado en 1594, y que tenemos noticia de su muerte, entre otros, en un relato escrito por el jesuita Pedro Morejón (residente en Japón entre 1588 y 1618). Sobre el incidente con Toyotomi Hideyoshi, se trata de una especie de "leyenda urbana", que se hizo popular durante el período Edo a raiz de las obras de kabuki, pero es un episodio que, en cualquier caso, carece de base histórica.
ACTUALIZACIÓN DE TAKEDA-SENSEI (INTERESANTÍSIMA!!!!!):
Existen tres documentos históricos relacionados con la ejecución de Ishikawa Goemon. Dos de ellos están redactados en japonés, el "Yamashina Tokitsune Kyoki" y el "Toyotomi Hideyoshi Fu" (1642), y el tercero está redactado en español, la "Relacion del Reino de Nippon a que llaman corruptamente Jappon".
Empezaré por este último. Esta "Relación del Reino de Nippon" fue escrita por un comerciante español llamado Bernardino de Avila Girón, quien residió en Japón entre 1594 y 1614. En el capítulo 5 se narra como hacia el año 1595, un grupo de ladrones y asesinos tenía atemorizada la capital (Kyoto) y sus alrededores, hasta que algunos de sus miembros fueron detenidos. Tras ser sometidos a interrogatorio, confesaron la identidad de sus líderes. Estos fueron atrapados y condenados a morir en un caldero con aceite hirviendo (15 en total), y asimismo se ordenó que sus familiares fueran ejecutados mediante crucifixión.
Desgraciadamente, Avila no cita el nombre de los ladrones ni la fecha exacta del suceso. Hace aquí su aparición un jesuita español llamado Pedro Morejón, que residió en Japón en la misma época. Morejón, quien tuvo acceso directo al manuscrito de Avila, realizó de éste una copia a mano, y no limitándose únicamente a transcribir el texto original, añadió numerosas notas y comentarios (esta copia se encuentra en los Archivos de la Orden de Jesús en Roma). Entre estas notas, la que nos importa es la relativa a la ejecución de Ishikawa. Ahí podemos leer que la ejecución se llevo a cabo no en 1595, sino en el verano de 1594, y que el líder de los ladrones respondía al nombre de "Ixicava goyemon", es decir , Ishikawa Goemon. Aparte de Ishikawa, fueron ejecutados 9 ó 10 de sus familiares, incluyendo su mujer, padres y hermanos.
Respecto a los documentos japoneses, citaré el "Yamashina Tokitsune Kyoki", que es el diario perteneciente a un noble de la corte imperial llamado Yamashina Tokitsune. En éste se menciona que el día 24 de agosto de la era bunroku 3 (en el calendario actual, 8 de octubre de 1594), un ladrón fue ejecutado en Kyoto con un caldero hirviendo, y además, 19 de sus camaradas fueron crucificados y ejecutados. Yamashina no da el nombre del ladrón, pero el relato coincide en líneas generales con la descripción de Avila y Morejón, y no hay duda de que los tres estaban haciendo referencia al mismo episodio. Por cierto, se sabe que Morejón actuó sobre todo en la región de Kinki (con centro en Kyoto), escenario de la ejecución, así que podemos suponer que tuvo acceso a información de primera mano.
Luego quedan algunos puntos oscuros, como el número exacto de ejecutados, y el contenido de los calderos. En la descripción de Avila y Morejón se nos habla, no de agua, sino de "aceite hirviendo" (en la traducción moderna japonesa, a la que he tenido acceso, se dice 「十五人の頭目は生きたまま油で煮られる」), aunque en el diario de Yamashina sólo se habla de calderos hirviendo, y no se especifica si es agua o aceite.
Ignoro si en aquella época era una forma común de castigo, pero es indudable que la ejecución de Ishikawa fue un acontecimiento lo suficientemente llamativo como para ser registrado por japoneses y españoles, episodio que además ejerció una poderosa influencia en el imaginario popular, sirviendo de fermento para la posterior aparición de la figura mítica.

Hasta aquí las cosas comunes, ahora pasemos a las "rarezas".

1-Goemon el samurai:

Se llamaría en realidad Sanada Kuranoshin. Se haría ladrón en Kyôto, su padre habría sido asesinado por Hideyoshi y decidiría matarlo en venganza.

2-Goemon el ninja:

Habría nacido en la provincia de Iga (cuna de los ninja), por una intriga habría tenido que huir de Kyôto y a consecuencia de ello se habría hecho ladrón.

Las "rarezas" relacionadas con la condena a muerte:

1-Goemon justiciero:

Intenta matar a Hideyoshi por déspota, pero tropieza con un incensario sagrado que está en el cuarto del shôgun y atrapado, es condenado a morir con toda su familia en la olla.

2-Goemon vengador:

Intenta matar a Hideyoshi para vengar la muerte de su esposa y la captura de su hijo Gobei, pero tropieza con una campana dispuesta como método de alarma, es condenado a muerte con su hijo en la olla.

A partir de estas premisas ya vienen todas las variantes que os podáis imaginar, siempre al gusto del autor, por eso yo aquí voy a mencionar algunas cosas relacionadas con Goemon y estas líneas maestras previas.

EN EL KABUKI

El personaje de Goemon aparece siempre vestido con terciopelo negro, un happi con bordados dorados y una peluca típica de villano, despeinada en la parte superior de la cabeza (eso significa que el individuo o no tiene dinero para afeitarse la cabeza o que al estar fuera de la ley no tiene oportunidad para ello).

-KINMON GOSAN NO KIRI - SANMON GOSAN NO KIRI

Su autor fue Namiki Gohei y la primera representación tuvo lugar en Abril de 1778.
La acción se sitúa en la puerta del Nanzen-ji de Kyôto, donde se ha instalado en su segunda planta el ladrón Goemon, que descansa allí por el día y sale por las noches a realizar sus actividades delictivas.



Durante la primavera el lugar se llena de cerezos en flor, así que nuestro protagonista, antes de que caiga el sol se ha sentado en la terraza fumando su larga pipa y disfrutando del espectáculo. En ese momento ve llegar volando un halcón blanco que lleva lo que parece un resto de tela en su pico, el pájaro se posa en la barandilla y Goemon comprueba que se trata de un jirón blanco con algo escrito con lo que parece sangre.



Efectivamente, se trata del último mensaje que envía Sô-Sokei, un espía del emperador chino para preparar una invasión sobre Japón. Ha sido descubierto y ha cometido seppuku, pero le ha dado tiempo para escribir, con su sangre, esa pieza de tela para su hijo Sô-Sôyu que deberá vengar su muerte mantando al malvado Mashiba Hisayoshi (en esta obra es el nombre encubierto para denominar a Toyotomi Hideyoshi, el personaje sale vestido con telas que lucen el emblema propio de este último).
Goemon tiene un momento de lucidez y se da cuenta de que él es el hijo del espía. Separado de su padre en edad temprana, había sido criado por Takechi Mitsuhide que a su vez TAMBIÉN (drama) había sido asesinado por Hisayoshi-alias-Hideyoshi......... (-_-U)
Como bien podeís imaginar Goemon tenía ante sí una doble venganza, por su padre y por su padre-adoptivo.
Ah!!!! pero el destino siempre va un paso más allá que nosotros!!!! Casualidad de las casualidades en ese momento aparece por allí un peregrino que no es otro que..... MASHIBA HISAYOSHI-alias Hideyoshi-el-maligno!!!!!.......... (-_-U)
Justo debajo de la puerta "Kinmon" hay una fuente para la limpieza ritual antes de entrar al Nanzen-ji y allí se para el malvado a limpiarse con uno de los cazos de bambú. Goemon, situado en la terraza de la puerta observa preparado para lanzarle un puñal, pero no ha contado con el reflejo del agua de la fuente que le delata.
Hisayoshi se vuelve con tranquilidad y escribe en una de las columnas de la base de la puerta: "El número de ladrones son incontables, como la arena de la orilla de la playa de Shichirigahama" y con un ágil movimiento y usando el cazo de bambú esquiva la daga.



La obra acaba con un famosísimo mie (postura final de personajes de kabuki que demuestra un estado de ánimo, una acción inmediata, un momento de tensión congelado en el tiempo...) en el que Goemon con una pierna sobre la barandilla está asomado y amenazantes y Hisayoshi se encara con su enemigo para luchar.



FIN, FIN, FIN.

- KAMAGAFUCHI FUTATSU DOMOE

Esta obra cambia un poquito de registro y cuenta algo más alternativo a las historias habituales.
Goemon se enamora de una cortesana, del barrio de Shimabara, llamada Takigawa con la que huye y les acompaña el hijo del ladrón, Gorôichi.
La pareja se casa, ella se cambia el nombre para que no la encuentren y se hace llamar Otaki.
Apenada por el futuro del hijo de su marido, al que no quiere ver influenciado por el fatal destino de las andanzas de su padre, Otaki decide maltratarlo cruelmente para que así se vea forzado a volver con su verdadera madre (escena del "mamako ijime", sí el mismo ijime de los colegios). Pero en vez de lograr su objetivo, el hijastro decide vengarse ("de casta le viene al galgo", otro refrán), la criatura ya pintaba maneras con esos genes.... Utiliza la excusa de que su madrastra está viendo a otro hombre que no es su marido para matarla y Goemon mata por su parte al "supuesto amante". Después huyen al bosque pero son capturados y condenados a muerte con el aceite en la olla.
Goemon y Gorôichi:



FIN, FIN, FIN.

- ZÔHO FUTATSU DOMOE

Esta es la historia que de lejos me gusta más de todas las de este ladrón. KUREHA es un mensajero del emperador que va a exigir la devolución del sello al shôgun YOSHITERU por su vida licenciosa y sus excesos (una especie de destitución de su cargo). Pero tiene la mala suerte de cruzarse en su camino con Goemon, que no sólo le roba todo lo que lleva sino que le sonsaca el motivo de su misión y le suplanta vestido como mensajero imperial.
Cuando Goemon llega al palacio y exige el sello le contestan que ha sido robado pero cuando éste dice que va a ir a informar al emperador de inmediato, los criados le pide que espere un poco más que en breve recibirán el sello de vuelta.
El ladrón acepta y decide esperar en el palacio del shôgun. Para hacerle la espera más agradable los criados se ven obligados a tratarle como un verdadero huésped de honor, tal como mandan los cánones y le agasajan con bandejas de deliciosos manjares y en una de ellas el regalo de 3000 ryô, una fortuna para la época.
El encargado de agasajarlo no es otro que KONOSHITA TÔKICHI, un antiguo amigo de infancia de Goemon que en un momento a solas le llama por su antiguo nombre y éste le reconoce. Como viejos amigos se cuentan sus respectivas peripecias, Goemon sobre sus robos, Tôkichi sobre lo difícil que le ha sido ascender por la escala social hasta convertirse en daimyô.
Como buen amigo, Tôkichi le pide a Goemon que abandone la casa con el dinero de la bandeja y se evite problemas, pero el ladrón le dice que su verdadero objetivo es dar un golpe y hacerse shôgun, así que le pide a su amigo que le ayude y comparta el gobierno con él.
Tras un momento de duda, el otro le dice que tiene algo por venderle que vale la suma que le acaban de dar, intrigado Goemon espera a que le traigan el objeto. Se trata de una enorme cesta de mimbre.... Una cesta??? están de broma??? una cesta 3000 ryô????
Con un gesto levanta la tapa y descubre que no es una cesta normal y corriente, sino que en su interior inconsciente está su padrastro JIZAEMON!!!!! Goemon baja la tapa con cuidado y sin demostrar su preocupación, acepta el trato y paga el dinero.
Rápidamente se carga a los hombros la cesta y se dispone a salir del palacio.



Pero entonces Tôkichi hace sonar un silbato mágico que había sido de Jizaemon y provoca que tanto la espada de Goemon como la suya propia comiencen a sonar también. Sorprendido descubre que el ladrón lleva la espada gemela de la suya, ambas un importantísimo tesoro del clan del shôgun Ashikaga!!!!!
Como se puede suponer, cada uno exige al otro la entrega de la espada mágica que supuestamente encierra el espíritu de un dragón, pero como ninguno está dispuesto a ceder se enfrentan en un duelo en el que cada golpe de las espadas hace que las plantas del jardín se vayan marchitando. Ninguno de los dos consigue derrotar al otro, así que Goemon hace uso de sus conocimientos de magia para desaparecer, cesto-padrastro y su persona, por completo.
Debido a estos acontecimientos aparecen en el jardín todos los servidores del shôgun, que comentan lo extraño del mensajero imperial y todo lo sucedido, pero también de la desgracia que ha caído sobre ellos por las malas costumbres de su señor, que además es incapaz de escuchar sus sabios consejos.
El verdadero y maltrecho mensajero del emperador llega entonces y les explica lo sucedido. Mientras hace esto comienza a sobrevolarles la cesta de mimbre y de ella sale Goemon que les enseña el sello robado y se burla sin piedad mientras se aleja volando con el sello en la mano.




FIN, FIN, FIN.

EN EL CINE

- SHINOBI NO MONO

La película juega con la leyenda de que Goemon era un ninja. Para la película contrataron a un descendiente del clan ninja de Iga que supuestamente conocía las técnicas secretas y son las que emplearon en el film (esto dudoso).
Como curiosidad, es la primera vez que un malo-malvado-maloso tiene un gato peludo y blanco como mascota, esta idea la copiaron para la película de 007 y desde ahí, para todos.

Página oficial, aquí.

EN LOS VIDEO-JUEGOS

Hay toda una saga de vídeo-juegos llamados Goemon, en el que dos personajes que son Goemon y Nezumi kozô van sorteando dificultades. La imagen de Goemon está directamente copiada del kabuki, con la peluca despeinada y todo, es muy gracioso.

Página interesante sobre el juego, aquí. Otra más, aquí.

EN EL ANIME

Si algún anime tiene algo que ver con ladrones tened por seguro que sacarán a Goemon por algún sitio. En el caso que conozco, Lupin III, sale un personaje que es descendiente directo del famoso ladrón de ladrones.
Ishikawa Goemon XIII (el primer personaje por la izquierda):



P.D.: perdón por semejante rollo.

12 comentarios:

Takeda dijo...

hohohohoho! hahahaha!
Vaya vaya, Kitsune-chan... acaso tienes intencion de declarar la guerra a cierto famosillo blog?

Bueno, dejando aparte el tema, la verdad es que tienes completamente la razón, y no se con que criterio se puede decir que Ishikawa Goemon fue el Robin Hood japones.

Ya puestos a "completar" tu magnifico articulo, te dire que del personaje historico no se conoce practicamente nada. Lo unico cierto es que fue ejecutado en 1594, y que tenemos noticia de su muerte, entre otros, en un relato escrito por el jesuita Pedro Morejon (residente en Japon entre 1588 y 1618). Sobre el incidente con Toyotomi Hideyoshi, se trata de una especie de "leyenda urbana", que se hizo popular durante el periodo Edo a raiz de las obras de kabuki, pero es un episodio que, en cualquier caso, carece de base historica.

Bueno, me callo ya, que soy como los muñequitos de lata... como me den un poco de cuerda, no paro.

Ailurus dijo...

curioso yot ambién leí el articulo ayer en el otro blog famosillo. Me gustó por lo del goemonburo, pero este por historia, y sobre todo por el Kabuki, es muicho más divertido.
Te prodigas poco (entendemos que ers una persona ocupada y que estos artículos no se hacen en 3 minutos) pero es un placer leerte.

Saludos

Ailurus dijo...

PD, no has explicado porqué los ladrones llevan esa indumentaria, ya que Goemon no la lleva. Te lo perdonasmos por ahora, pero si un dia lo descubres..... :-)
gracias otra vez

Kitsune dijo...

Takeda-sensei: pues la verdad es que no leo el blog famosillo porque le pillé en varios errores de bulto hace tiempo. Teniendo ya toda la información, los links, las fotos, los apuntes, etc... me dijo un amigo que en el blog famosillo habían hablado de esto, así que le contesté que bueno, entonces no publicaba mi artículo. Mi amigo me dijo: quéeeeeeee???? ni se te ocurra, TIENES que publicarlo.
Me pasó el link, leí el famosillo y decidí que la wikipedia tenía lo mismo y que a mí la wiki no me había servido para nada....
Así que bueno, lo he publicado y si alguien tiene algún problema que lo diga. Creo que es muy fácil decir cuatro cosas y dejar mil dudas, antes que buscarlas, para los que quieras resolverlas pues que se pasen a tomar un o-cha.
MIL MILLONES DE GRACIAS POR TUS ANOTACIONES!!!! Si me permites, copio y pego en mi artículo y si sabes más por favor, es un honor. Me ha parecido interesantísimo. Si es que uno de estos días tengo que ponerme a estudiar japonés "del serio" y no para niños de 4 años...
(T_T)

Un abrazo enorme!!! Gracias, gracias!!!!

Kitsune dijo...

Ailurus-san: bueno, para la explicación te remito al comentario que le he escrito a Takeda-sensei.
Me alegro de que te haya gustado, fue un trabajo de meses, porque en cuanto terminaba de leer algo me surgían mil dudas más.
Respecto a que me prodigo poco, han sido varias las razones:

1-estaba un poquillo baja de moral
2-estaba peleándome con mi nuevo "juguete" que se llama Sony e-reader PRS-505.
3-tenía varias ideas para artículos pero ninguna me convencía porque me faltaba información en todos
4-porque he intentado leer todos los libros que me regalaron estas navidades
5-me he pintado las paredes del cuarto del sótano que utilizamos como lavandería (jajajajajaja) y le he puesto al suelo unas baldosas de goma, todo yo solita.

Respecto al tema de por qué no explico lo de la indumentaria es....
porque no lo encontré!!!! NO LO SÉ!!!! AGH!!! AGH!!! AGH!!!!
jajajajajajaja

Creo que es de estas cosas que se dan por defecto, un furoshiki barato pues supongo que será con ese diseño, el tenugui creo que es para deformar el rostro y que no te reconozcan (como ponerse una media)y la vestimenta negra... evidente.

Espero que algún alma caritativa lo explique por aquí.

Saludillo!!!!!!

P.D.: y no, no soy una mujer taaan ocupada, es que soy muy indecisa, jajajajajaja.

El rufian melancolico dijo...

Buenas,que curiosa esta fascinacion que tenemos con los rufianes y delincuentes,cuando son un poco simpaticos o tienen alguna caracteristica seudo heroica,un codigo o ese tipos de cosas,nos caen bien los ladrones(siempre y cuando no nos roben a nosotros)y algunos villanos que no sean demasiado crueles.¿no?
Muy bello el texto realmente,y a mi me gusta uqe sean relativamente esporadicos,te hacen desear mas leerlo y cuando aparecen son una sorpresa muy grata,ademas necesitas tiempo para hacer un post bien trabajado como ya es costumbre.
Gracias por el espacio y que estes bien.
Paz

759 dijo...

Hola Kitsune,
Me parece bien chistosa la primera foto pero, bueno, es cierto: Es la imagen típica del ladrón japonés... al menos en los cuentos infantiles o en los programas cómicos de televisión. Nunca me había puesto a pensar en el porqué... De verdad, ¿por qué será?
Del kabuki me pareció interesante el de ZÔHO FUTATSU DOMOE, ese cuento de espadas mágicas gemelas, porque (disculpe la falta de seriedad) el Goemon más conocido, el de Lupin III, también posee una espada bastante mágica, “zantetsu” (o “cortaaceros”), que es una de las dos espadas gemelas, supuestamente.... ¿Será que su autor tomó algo de estas ideas del kabuki? No sé.
Bueno, por ahora esperaré el turno de Nezumi Kozô...
Saludos,

Kitsune dijo...

Melancólico-san: creo que está relacionado con la fascinación por lo prohibido y también con el romanticismo que implican esas figuras. El pirata, el ladrón, el fuera de la ley.....
A todos nos gustaría romper las reglas por una vez, pero... es taan difícil y también taaan arriesgado, que al final nos gusta ver a estas figuras y fantasear.
Gracias por tus palabras, un placer poder resultar medianamente amena.

Saludillo.

Kitsune dijo...

759-san: falta de seriedad??? Por supuesto que no!!! me parece muy interesante lo que comentas sobre el personaje de Lupin III, no lo sabía. Uhm...es muy probable que el autor conociera la historia, porque las primeras imágenes que encontré de Goemon procedían de esa obra de kabuki. Lo cierto es que al no ser yo japonesa, nunca sé qué partes son más conocinas por la cultura popular y qué partes son más para profundos conocedores del kabuki o de relatos antiguos. Al fin y al cabo no creo que muchos jóvenes actuales japoneses conozcan el kabuki..... o sí?? uhm.....
Es como preguntar a los jóvenes españoles por El Cid, estoy segura de que no saben quién fue, pero sigue siendo una de nuestras grandes obras de la literatura medieval...
Muchísimas gracias por tu aportación acerca de Lupin III.

Saludillo.

Kitsune dijo...

Muy buen rollo, Kitsune-san! Me gustó lo de Lupin III y muy interesantes las obras de kabuki, como siempre un buen artículo.

Takeda dijo...

...gensantadelamorhermoso!
Si lo llego a saber, lo hubiese escrito con más esmero. Bueno, ya que estamos, te voy a dar la explicación completa.
Existen tres documentos históricos relacionados con la ejecución de Ishikawa Goemon. Dos de ellos están redactados en japonés, el "Yamashina Tokitsune Kyoki" y el "Toyotomi Hideyoshi Fu" (1642), y el tercero está redactado en español, la "Relacion del Reino de Nippon a que llaman corruptamente Jappon".
Empezaré por este último. Esta "Relación del Reino de Nippon" fue escrita por un comerciante español llamado Bernardino de Avila Girón, quien residió en Japón entre 1594 y 1614. En el capítulo 5 se narra como hacia el año 1595, un grupo de ladrones y asesinos tenía atemorizada la capital (Kyoto) y sus alrededores, hasta que algunos de sus miembros fueron detenidos. Tras ser sometidos a interrogatorio, confesaron la identidad de sus líderes. Estos fueron atrapados y condenados a morir en un caldero con aceite hirviendo (15 en total), y asimismo se ordenó que sus familiares fueran ejecutados mediante crucifixión.
Desgraciadamente, Avila no cita el nombre de los ladrones ni la fecha exacta del suceso. Hace aquí su aparición un jesuita español llamado Pedro Morejón, que residió en Japón en la misma época. Morejón, quien tuvo acceso directo al manuscrito de Avila, realizó de éste una copia a mano, y no limitándose únicamente a transcribir el texto original, añadió numerosas notas y comentarios (esta copia se encuentra en los Archivos de la Orden de Jesús en Roma). Entre estas notas, la que nos importa es la relativa a la ejecución de Ishikawa. Ahí podemos leer que la ejecución se llevo a cabo no en 1595, sino en el verano de 1594, y que el líder de los ladrones respondía al nombre de "Ixicava goyemon", es decir , Ishikawa Goemon. Aparte de Ishikawa, fueron ejecutados 9 ó 10 de sus familiares, incluyendo su mujer, padres y hermanos.
Respecto a los documentos japoneses, citaré el "Yamashina Tokitsune Kyoki", que es el diario perteneciente a un noble de la corte imperial llamado Yamashina Tokitsune. En éste se menciona que el día 24 de agosto de la era bunroku 3 (en el calendario actual, 8 de octubre de 1594), un ladrón fue ejecutado en Kyoto con un caldero hirviendo, y además, 19 de sus camaradas fueron crucificados y ejecutados. Yamashina no da el nombre del ladrón, pero el relato coincide en líneas generales con la descripción de Avila y Morejón, y no hay duda de que los tres estaban haciendo referencia al mismo episodio. Por cierto, se sabe que Morejón actuó sobre todo en la región de Kinki (con centro en Kyoto), escenario de la ejecución, así que podemos suponer que tuvo acceso a información de primera mano.
Luego quedan algunos puntos oscuros, como el número exacto de ejecutados, y el contenido de los calderos. En la descripción de Avila y Morejón se nos habla, no de agua, sino de "aceite hirviendo" (en la traducción moderna japonesa, a la que he tenido acceso, se dice 「十五人の頭目は生きたまま油で煮られる」), aunque en el diario de Yamashina sólo se habla de calderos hirviendo, y no se especifica si es agua o aceite.
Ignoro si en aquella época era una forma común de castigo, pero es indudable que la ejecución de Ishikawa fue un acontecimiento lo suficientemente llamativo como para ser registrado por japoneses y españoles, episodio que además ejerció una poderosa influencia en el imaginario popular, sirviendo de fermento para la posterior aparición de la figura mítica.

Un poco largo, pero creo que merece la pena contarlo.

Kitsune dijo...

Takeda-sensei: éjate de rollos! que tú y yo somos unos perfeccionistas de mierda!!! JAJAJAJAJAJAJA.
Tu texto anterior interesantísimo y este de ahora pos muchismo más!!!
Mira, porque soy una señora casada y fijo que más mayor que tú, si no ya estaba yo haciéndote proposiciones deshonestas, JAJAJAJAJAJAJA (pobre.... además de que ayuda y aporta información vital, acosado sexualmente, JAJAJAJAJAJAJA).

Me resulta extraña la condena, uhm... no sé si era cosa habitual esto de cocerlos... y en aceite.... ¿No crees que eso del aceite era un poquito caro en Japón? Llenar un o-furo de aceite para matar a un ladrón??? Es como decir, "oh! bueno llenemos un baño de oro hirviendo y de paso nos cargamos a unos cuantos". No sé, me creo más lo del agua que lo del aceite. Aunque en sí, me resulta de lo más raro, lo de la crucifixión no tanto. Puede ser también que en tiempos de Hideyoshi ya habían tenido mucho contacto con las culturas occidentales y ya se sabe... que nosotros (sí, los e´pañole) éramos todos unos expertos en este tipo de muertes "ingeniosas".
Para que luego digan que el pueblo japonés fue más pacífico que el europeo.....
De todos modos ahora que dices esto de las crónicas de jesuitas y demás misioneros, me acuerdo yo de unas crónicas sobre Latino-américa... también bastante "instructivas" acerca de costumbres indígenas relacionadas con despellejamientos rituales, decapitaciones y demás.
Homo homine lupus.

P.D.: ay! nos tendríamos que agregar mútuamente en el messenger, anda que no tendríamos conversaciones profundas, jajajaja.
Se supone que el e-mail de la casa de té lo tengo funcionando en msn, pero es que me conecto muy poco, debería volver a poner en marcha las quedadas que hacíamos antes, lectores y servidora...