jueves, 20 de marzo de 2008

Se cree el ladrón.... (2ª parte)

Bueno, yo lo he intentado en la medida de lo posible, pero ha sido muy difícil encontrar información suficiente como para hablar en profundidad de nuestro siguiente ladrón, Nezumi Kozô. En sí mucha de la información que voy a dar aquí se la debo a la amable traducción que me fue realizando vía messenger Tatsumaru-sama, así que dadle las gracias a él porque tiene todo el mérito.

NEZUMI KOZÔ 鼠小僧 (1797-1832)



A oooootrooo que le han colgado la etiqueta de "robinjú" (Robin Hood) japonés, qué manía!!!!! Si es que además no sé de donde se sacan estas cosas.... Bueno, en este caso parece ser que al menos la "leyenda urbana" que se formó tras su muerte sí que le relacionó con eso de dar dinero a los pobres procedente de los ricos.
Aquí el amigo se llamaba en realidad Jirokichi y parece ser que era hijo de un carpintero, pero no debió de gustarle mucho eso de dedicarse a los negocios del padre, porque huyó de casa cuando apenas era un niño. Sin embargo no debía de haber desarrollado todavía sus cualidades de ladrón porque volvío con 16 años cumplidos y se dedicó a ser albañil.
Hay gente que está destinada a ser otra cosa en la vida y en el caso de Jirokichi lo de ser delincuente era más fuerte que él mismo, todo su sueldo lo dedicaba al juego y las apuestas, así que en poco tiempo acababa sin una sola moneda. Parece ser que a raíz de sus deudas de juego tuvo que espabilar y comenzó a robar.
Por supuesto cuando uno se convierte en ladrón lo primero que se te otorga es un apodo (nickname) no te van a ir llamando por tu nombre por la calle!! JAJAJAJAJAJA. En el caso de nuestro protagonista fue nezumi = rata, kozô= una especie de "chico de los recados" (offtopic: es curioso porque mi abuelo de adolescente trabajaba llevando los pedidos de un sastre a las casas, uhm... mi abuelo era un kozô...). Hay varias explicaciones para este nombre, nezumi porque se podía introducir muy fácilmente en las casas accediendo al tejado mediante una escalera y desde allí saltar al interior; también que llevaba siempre un saco lleno de ratas y cuando entraba en las casas las soltaba y así el ruido de los roedores corriendo por los pasillos disimulaba el sonido de sus pisadas, despistando a los dueños. Lo de kozô, no se sabe si es porque realmente trabajaba de eso o porque era un individuo bastante bajo de estatura.
Lo que más me sorprende es que en español tenemos la expresión "raterillo" para ladrones de poca monta, ladronzuelos, niños que roban, etc....
Fue detenidos dos veces, la primera había logrado robar en 28 lugares, 32 veces. En esa ocasión solamente fue tatuado con una especie de franja, supongo que para que todo el mundo supiera que era un criminal...
En la segunda y más grave, se demostró que había robado en 71 sitios, 90 veces, normalmente casas de daimyô, señores feudales. Le atraparon en Nihonbashi (unos dicen que el 5 de Mayo de 1832, otros el 8 del mismo mes) y al mando de la "policía" estaba Matsudaira Miyauchi??? (esto no lo tengo seguro, es cierto que el clan Matsudaira controlaba la zona de Kanda que está junto a Nihonmachi....).
Semejantes ultrajes a las familias más ricas e influyentes de Japón debieron de colmar el vaso de la paciencia de las autoridades y se le condenó a muerte. Para ejemplo de otros posibles seguidores de las "hazañas" de Jirokichi, se le paseó por la ciudad de Edo atado a un caballo y después se le decapitó, dejando su cabeza expuesta al público clavada en una estaca, supongo que hasta que empezó a pudrirse o algo más escatológico.
Precisamente por la forma en que lo pasearon y mataron, se granjeó el cariño de la población, primero porque les había dado una lección de humildad a los prepotentes daimyô y segundo porque en una sociedad dominada por la fuerte división de las clases sociales, los que estaban en la base de la pirámide comenzaban a estar un poco cansados de tener que alimentar a los de arriba.
Debido a que cuando le atraparon no se le encontraron en su poder grandes cantidades de dinero, surgió la leyenda de que no tenía nada porque lo había repartido todo entre la gente más pobre..... La realidad, menos amable, es que probablemente tal como llegaba el dinero a sus manos salía, gastado en lo que se diría en inglés "ale and whores", más suave... mujeres de vida licenciosa y sake, sumándose el juego y las apuestas.
No debía ser Nezumi Kozô un hombre poco agraciado, se descubrió que o había cometido bigamia o era polígamo, ya que nada más atraparle inició varios procesos de divorcio para evitar que las condenaran a ellas por sus crímenes.
Su tumba es visitada por aquellos estudiantes que quieren pasar el examen de acceso a la universidad, porque se dice que si te llevas un trozo de su lápida, consigues la habilidad de Jirokichi de entrar en las casas, etc... así que podrás entrar en la universidad. Afortunadamente es una lápida doble, es decir, la verdadera y una "falsa" para que te lleves un trozo de recuerdo o de amuleto. (vídeo de la tumba (haka) en el templo de Eko-in, aquí).
El encargado de llevar su historia al kabuki fue Kawatake Shinshichi II (1816-1893), cuyo nombre verdadero era Yoshimura Yoshisaburo, y una vez que se retiró cambió su nombre artístico por el de Kawatake Mokuami. Creo que le gustaba esto de los temas sobre ladrones porque tiene varias obras con este tipo de personajes. La que trata sobre Nezumi Kozô, la tengo anotada con dos nombres parecidos: "Nezumi komon harugi no hinagata" y "Nezumi komon haru no shingata", en cualquier caso se conoce como "Nezumi Kozô".
No confundir esta obra con la versión de Noda Hideki.
También se ha utilizado su imagen en vídeo-juegos, anime, peliculas, series y secuelas tales como "Onna nezumi kozo" (la mujer ladrona).

Siento mucho no tener más información sobre este personaje o sobre la obra de kabuki, no tendré ningún inconveniente en que participéis aportando lo que sepáis al respecto.

P.D.: Sí también aparece en Lupin III.

4 comentarios:

Ailurus dijo...

Excelente artículo.
gracias Kitsune- y Tatsumaru-sama ^_^
Lo del divorcio supongo que será más por el dienro que manejaba que por su belleza, me gustaría saber que habrían dichos sus mujeres si supiesen que iba por ahí con un saco de ratas. ¿como hacía que las ratas se callasen???
gracias otra vez

Kitsune dijo...

Ailurus-san: yo me supongo que las ratas no serían domesticadas, sino que las cazaría antes de asaltar alguna casa... digo yo.....
La idea era buena desde luego, pero de ahí a tener siempre las mismas, lo dudo.
Saludillo.

759 dijo...

Hola Kitsune,
Eso de “Robinjú” japonés... Bueno, yo no había oído esa referencia, pero lo cierto es que sí, existe esa imagen del Mezumikozô que roba a los ricos y da a los pobres, aunque muy posiblemente se trate de una imagen ficcticia.
Bueno, este año, de repente voy a dar unos exámenes. No estoy seguro todavía, pero cuando decida, a ver si voy a la tumba de Nezumikozô a robar un trocito de su lápida. (Es otra cosa que acabo de saber aquí.... Interesante).
Saludos,

Inquirer dijo...

Hola Kitsune, lo primero encantado de conocerte y enhorabuena por tu blog, es bastante interesante.

Te he encontrado buscando información sobre amuletos japoneses, de los cuales hablas en un post de mayo del 2007.

Más concretamente me interesa ver el aspecto que tiene el Kotsuanzen omamori (amuleto protector para viajeros). He buscado por la red y no he encontrado fotos ni dibujos sobre dicho objeto.

Si tienes alguna foto o referencia de donde puedo encontrarlo te estaría muy agradecido.

Te invito de paso a pasarte por mi blog http://culoinfierno.blogspot.com/
si te parece bien incluiré un link al tuyo.

Si puedes ayudarme déjame un comentario en el último post que veas en mi blog, si no te importa.

Gracias de antemano. ^^