viernes, 14 de septiembre de 2007

Teruteru Bôzu

Siguiendo con los monjes protectores creo que merece la pena mencionar, ahora que ya se acerca el mal tiempo, al teruteru bôzu てるてるぼうず 照る照る坊主 literalmente significa "brilla brilla monje budista".
El mes de Julio es la época de lluvias en Japón, se denomina "Tsuyu" y lo más habitual es que esté todo el mes lloviendo con lo cual la vida allí se hace un poquito complicada con tanta agua. Es por eso también que el curso escolar acaba en Agosto y no en Julio, porque al fin y al cabo si a los jóvenes les dieran vacaciones tampoco tendrían mucho que hacer. Si os fijáis en muchos manga y anime sale ésta época del año, con capítulos en los que no para de llover durante días, etc.... Si la estampa habitual de Agosto es el calor, las sandías, el o-bon matsuri y los anti-mosquitos, la de Julio es la lluvia y unos pequeños muñequitos blancos de papel o tela, los teruteru bôzu.


La función de dichos "amuletos" porque eso son, es la de asegurarte que al día siguiente no lloverá y saldrá un tiempo magnífico. Esta costumbre hunde sus raíces en esa religión chamanista que es el shinto y en las creencias populares más campesinas. El amuleto, el elemento protector es algo muy importante en la cultura japonesa y uno de los más antiguos de la historia de Japón. Ya hablamos de o-fuda y omamori, pero también la rama de sasaki, los sutras protectores, etc.....
El muñequito en cuestión es muy fácil de fabricar, una pequeña bolita de cualquier material, goma, papel, cartón.... cubierta por un trozo de tela o de papel también, colgando por el cuello con un hilo y se le pinta una cara (he visto varias versiones de esto, 1-la cara se pinta una vez pasado el día que queremos que salga soleado, 2-se pinta primero la cara sonriente para que nos favorezca y calme al dios de la lluvia, 3-se pinta una cara enfadada para asustar al dios de la lluvia, elegid la que más os guste, yo prefiero la carita sonriente que los dioses son muy suyos). Terminada la tarea de crear nuestro teruteru, lo colgamos el día de antes en el exterior de nuestra casa y a esperar.....




Os aseguro que en mi caso no tardé ni cinco minutos en fabricar el muñequito, una bolita de papel y un kleenex por encima, le pinté carita sonriente con rotulador negro y luego le creé el cuello con un hilo blanco por el que luego lo colgué . Queda muy divertido y suele funcionar, cada vez que tengo que ir a algún sitio con una actividad al aire libre lo cuelgo afuera (recuerdo cuando fuimos al otsukimi en D.C. que lo colgué e hizo una noche maravillosa sin una nube).
En esta foto parece que también funcionó, jajajajaja.


Si tenéis niños pequeños en casa estoy segura que les divertirá mucho hacer estos muñequitos un día de lluvia de esos que no les puedes llevar a ninguna parte. Y además así al día siguiente el sol saldrá para poder salir a jugar.
Actualmente esta costumbre se ha ido perdiendo, la gente ya no tiene tiempo para tradiciones ni chamanismos, aunque de vez en cuando alguna abuela o madre entretiene a los más pequeños con estas cosas. De todos modos es una figura tan bonita y graciosa que algunas veces se utiliza como mascota o como elemento para crear recuerdos de toda clase. Mirad este llavero:


Y como siempre un ejemplo de aparición de cosas tradicionales en el anime, aquí tenemos un personaje de Samurai 7 con un teruteru colgando de su espada:





Ya sabéis un nuevo truco para que vuestras fiestas al aire libre no se vean estropeadas por el mal tiempo, jajajajajajajaja.

miércoles, 12 de septiembre de 2007

Jizô Bosatsu

Cualquiera que haya visto una película japonesa, o una fotografía, se ha fijado en unas pequeñas estatuillas a veces vestidas con gorritos de lana o con baberos rojos. Son los "jizô" o "bodhisattvas", en japonés 地蔵. Se trata de representaciones de aquellos que han alcanzado la iluminación pero han preferido renunciar para enseñar a los demás cómo alcanzarla.


En el caso de los "jizô" son los protectores de las mujeres embarazadas, viajeros, bomberos, peregrinos, pero sobretodo de los niños no nacidos o nacidos muertos.
Jizô en un camino, muy parecido a la imagen que aparece en "Tonari no Totoro".


Según la tradición budista los niños que fallecieron antes, durante o después del parto son arrojados al lecho seco del río infernal, "sai no kawara", por el pecado de haber causado tanta tristeza a sus padres. Allí se dedican a reunir guijarros que apilan para construir altares con los que pedir la misericordia de Buda. Pero poco les dura su esperanza, ya que un enorme demonio aparece siempre para derribar las montañitas de piedras y golpearles con una dura barra de hierro.
La única forma de poder escapar de esta situación es que los padres recen a los jizô para que acudan en ayuda de sus niños (llamados "mizu ko", niños de agua). Por esa razón muchas veces las estatuas están rodeadas de montañitas de guijarros, pues se supone que así se acortará la estancia de los niños en el infierno.
Otras veces se cree que el jizô aparece para ocultar a los niños entre sus ropas y que así no les vea el malvado demonio de la barra de hierro, es por eso que las madres regalan a la estatua sombreritos o baberos, en la creencia de que el jizô protegerá especialmente a sus hijos no nacidos.
También es patrono de los bomberos, porque se dice que suele bajar a los infiernos y compadecido por el sufrimiento de los que allí están, rebaja la intensidad del fuego que les quema. Normalmente se le llama el jizô negro "kuro jizô".
Se pueden encontrar también en grupos de seis estatuas, esto se debe a que la tradición budista cree que hay seis caminos que llevan al infierno. Por lo tanto seis estatuas para protegernos de la elección de un mal camino, aunque también pueden representar las seis vías de transmigración de las almas (es decir los seis estados de existencia):
-la gente en el infierno
-los fantasmas hambrientos
-animales
-humanos
-Asura
-Dera
Los dos últimos forman lo que los japoneses llaman "den bu" seres celestiales.
Normalmente el jizô lleva un bastón de peregrino con seis aros que agita para despertarnos de las visiones engañosas.
Tipos de jizô:
-Anzan : protector de las mujeres embarazadas
-Mizuko: protector de los niños no nacidos
-Hitaki (Kuro): patrón de los bomberos
-Shogun: protector en el campo de batalla
-El grupo de los seis jizô: Enmei (larga vida); Hosho (lugar del Tesoro); Hoshu (mano del Tesoro); Jichi (protección de la tierra); Hoin (sello del Tesoro); Kengoi (fuerte determinación).


Aquí pongo una foto de los famosos jizô del Hase dera (海光山長谷寺)de Kamakura (yo estuve allí y fue muy triste ver a las madres colocar los gorritos a las estatuas y romper a llorar). Por favor una oración a los jizô para que esos niños lleguen hasta Buda: