viernes, 31 de agosto de 2007

Narukami 不動北山桜』(なるかみふどうきたやまざくら)

Hace tiempo que quería hablar de esta obra de kabuki, supongo que porque no me gusta hablar de las cosas "normales", sino de esas cosas raras que voy encontrando por ahí y que me pican la curiosidad. La verdad es que me interesé primero por saber quién era Narukami, porque encontré un grabado con la imagen de dicho personaje y me quedé impactada. Lo que me recuerda que todavía tengo pendiente buscar información sobre otro tipo de otro grabado que también me tiene en vela y que yo terminé por llamar "el Hamlet japonés" (aunque no tiene absolutamente naaaaada que ver, pero eso será otro día).
Que el kabuki era un teatro "escandaloso" es de sobra conocido por todo el mundo y si no lo sabíais pues ya lo sabéis, en el sentido de que siempre estuvo relacionado con algún tipo de polémica, sea porque las mujeres actuaban al principio en actitudes poco femeninas, sea porque luego los adolescentes actuaban de forma excesivamente femenina, la cuestión es que nunca estuvo exento de adoradores y detractores. En el caso que nos ocupa, la obra "Narukami fudô kitayama zakura" dejó de representarse por obscena (también porque se decía que traía mala suerte a los actores que la interpretaban), aunque luego se recuperó completamente y es una de las habituales en las temporadas teatrales, puesto que se trata de una de las obras de kabuki más antiguas. La primera representación se llevó a cabo en marzo de 1684 con el título "Kadomatsu Shitennô", para luego pasar a representar solamente uno de los actos del mismo en el año 1742 bajo el título ya mencionado.
Y qué puede tener esta obra para que los propios japoneses la consideraran indecente????
Bien, es siempre una tarea complicada poder resumir la acción de una obra de kabuki porque la mayoría de las veces cambia de una compañía a otra, o las fuentes que consulto presentan múltiples variaciones de la misma historia, ya sea porque citan el original de bunraku o de nôh, ya sea porque se ciñen solamente al kabuki. Así pues, veamos las dos versiones que he recopilado y averigüemos el misterio de por qué puede pervertir nuestras delicadas mentes.
VERSIÓN 1 (kabuki):

Narukami 鳴神 es un monje que vive en una cueva al norte de Kyôto en la época en que era capital imperial. Allí realiza sus plegarias para que el nuevo príncipe recién nacido tenga buena salud, a cambio de una serie de promesas por parte del emperador.
Pero como pasa siempre, cuando los problemas acucian enseguida se acuerda uno de las cosas espirituales, sin embargo, cuando se solucionan uno se olvida pronto de las promesas realizadas. Así sucedió con el emperador, que no cumplió su palabra y dejó en la estacada a Narukami que montó en cólera y juró venganza.
Suele suceder que algunos yamabushi conocen técnicas mágicas, o al menos eso se creía, y nuestro protagonista no iba a ser menos. Capturó al rey dragón que controlaba las lluvias, lo encerró en una cueva tras una cascada y provocó la peor sequía que jamás se hubiera visto en Japón.
Las cosechas se arruinaban y la gente moría en las calles de hambre, pero la rabia de Narukami no desaparecía por más que se le rogaba.
Las situaciones desesperadas precisan de medidas desesperadas y así el emperador envió a la princesa Taema (kumo no taema hime) 雲の絶間姫 al templo en la montaña para que sedujera al monje y averiguara cómo hacer que volviera a llover. La joven se dirige al templo forzada por su propia situación amorosa, tiene su propio amante pero no obtendrá el permiso para casarse con él si no cumple con su misión.
Poco antes de llegar al edificio del templo le salen al paso los dos discípulos del monje que la interrogan por los motivos que la han traído a ese lugar. Ella les explica que como no ha llovido en tanto tiempo, trae consigo uno de sus más preciados kimonos para lavarlo en la cascada del templo y además rezar por el alma de su difunto esposo. Aquí es donde comienza a entrar en detalles "íntimos" de la pareja, pero "íntimos, íntimos", haciendo que Narukami (que estaba cual cotilla escuchándolo todo desde la terraza del templo) se sienta desfallecer, sufre un mareo y cae desde el templo al suelo, para gran susto de sus dos discípulos que lo reaniman.
(Supongo que sobran explicaciones para aclarar por qué se "desmaya" Narukami, supongo que en realidad está tan "animado" con lo que está contando Taema hime que se inclina demasiado para oír mejor y se cae).
La muchacha sabe ahora que puede conseguir el secreto con un poquito más de esfuerzo. Comienza a hablar de su situación desesperada tras quedar viuda y dice que se va a suicidar ahogándose en la cascada, pero Narukami la detiene y le recomienda que se haga monja e ingrese en el templo. Ella acepta y el monje ordena a sus acólitos que vayan a buscar un hábito de monja y los materiales necesarios para raparle la cabeza.
Taema ve la oportunidad perfecta, una vez se han quedado solos finge tener un dolor punzante en el estómago y el monje se "ofrece" a darle un masaje en la zona........ (qué solícito!!!!). Con rapidez introduce su mano en el kimono de la chica y "sin querer"???? le toca el pecho, lo que despierta sus más bajos instintos.
Uy! qué cositas más raras tienes por aquíiiii:


Ella finge turbación, le promete ser su amante y decide ofrecerle un brindis para sellar su pacto amoroso. (Ah!! incauto Narukami!!!!!). Tras tantos años sin probar el alcohol, el monje se emborracha bien pronto y comienza a "cantar la Traviatta", cuenta todo, dónde está el dragón, cómo soltarlo, todo....
La princesa Taema pega un salto y corre hacia la cascada, rompe el maleficio y en ese preciso momento se desata una tormenta llena de rayos y truenos que espabilan a Narukami de su borrachera. En ese momento se da cuenta del engaño y deja salir su furia convirtiéndose en un demonio vestido con un kimono de llamas que de un salto se sitúa en la terraza del templo y con gesto amenazante busca el camino por el que ha huído corriendo Taema-hime.
"Me pareció ver una linda princesita", famoso mie del aragoto Narukami en esta obra:



Grabado con Narukami acechando y Taema-hime huyendo:


FIN, FIN, FIN.

VERSIÓN 2 (kyôgen):

La obra se llama "Onna Narukami". El personaje principal es una monja seducida por el príncipe Taema no suke. Al final la monja es un demonio.

VERSIÓN 3:

Narukami es un ermitaño que ha encerrado al dios dragón y lo tiene sujeto con una cuerda mágica, provocando una terrible sequía.
El emperador envía a Taema para que consiga liberar al dragón y de camino se encuentra con los dos ayudantes llamados:
Hakuunbô(el bonzo nube blanca)
Kokuunbô (el bonzo nube negra)
Explica la excusa del vestido y el marido muerto. Entra en detalles íntimos, íntimos y Narukami cae desde la plataforma. Para despertarlo Taema pasa agua de su boca a la del monje, despertando cosas bastante poco edificables en el accidentado. Todo es muy sospechoso y además Narukami recuerda cómo un monjes perdió todos sus poderes de la misma manera, así que le recrimina su acción diciendo que lo que pretende es seducirle con sus malas artes.
Taema lo niega todo y le explica que quiere ser monja, así que los acólitos se marchan a buscar lo necesario.
Ella cae enferma, el otro "la ayuda" con el masaje, un momento de despiste y "tocamiento ilícito", ofrecimiento de vino..... y explicación de dónde está el dragón y cómo cortar la cuerda.
Lógico desenlace, tormenta, Narukami se despierta de su "tajada monumental" y se transforma en el dios del trueno (que eso significa Naru-kami), vestido con el kimono de llamas.
Guapo.... lo que se dice guapo.... no es no....:


FIN, FIN, FIN.

Bueno, supongo que a estas alturas ya os podéis imaginar por qué era obscena. Aunque en sí lo que busca es mostrarnos cómo la gente nunca es lo que parece, aquí un monje que en su exterior parece correcto en su interior guarda su verdadera naturaleza, la de un demonio. Mucho también que ver con el "tatemae" y el "honne", solamente cuando está ciego de furia deja ver la realidad de un monje que no es tal.
Y yo me imagino que tenía que ser enooooormemente divertido ver esta obra de kabuki y cómo Taema iba engañando poco a poco a Narukami con las armas de mujer más antiguas del mundo. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.
Moraleja, si no aguantas bien la bebida:
1-no te hagas yamabushi
2-no te creas que puedes "llevarte al huerto" a una princesa de la corte imperial "porque sí".
3-no lo celebres con sake

Portada del DVD en el que aparece la obra Narukami:



Interesante página con la explicación de los ropajes en llamas del monje, pulsando aquí (en japonés).

P.D.: últimamente en los restos de la antigua casa de té he estado recibiendo comentarios acerca de artículos bastante antiguos, recomendándome unos que "tenga una vida" (o_O), ni que estuviera yo colgada a la internet todo el día, con lo que me cuesta actualizar este blog!!!; otros directamente acusándome de que me informe en revistas japonesas porque no tengo ni idea de Japón. Asqueada por este tipo de comentarios eliminé los principales artículos de la polémica que estaban dedicados a "tribus urbanas" y que realmente eran bastante antiguos, borré todos los comentarios al respecto y estuve a punto de abandonar tanto la antigua casa de té como la nueva. Pero bueno, mientras tenga
aquí un nivel de visitas reducido y una clientela tranquila y respetuosa, no creo que sea necesario darles pábulo a estos protectores de la verdadera cultura japonesa. Intento preparar los artículos siempre con rigor y seriedad, tal vez carezco del nivel de japonés que ellos tienen para consultar algunas fuentes, pero intento hacerlo lo mejor posible. Si no lo logro, mil perdones, pero esto es un blog no un sesudo estudio académico.

viernes, 24 de agosto de 2007

Y de nuevo con todos ustedes.... Nueva York

Si la primera vez pasamos un calor de muerte, esta vez tocó un frío de muerte, tanto que tuvimos que comprar algo de abrigo porque no nos habíamos llevado nada. Al frío hay que sumarle la lluvia constante los tres días que pasamos por allí....
Un consejo... no visitéis el Metropolitan Museum un día de lluvia. Otro más, no visitéis N.Y. en Agosto porque es un barrio más de E´paña cañí, lo raro era ver a un guiri, aunque en este caso tal vez nosotros éramos los guiris en vez de los propios guiris.
Sigue sin gustarme la ciudad, a pesar de que en esta ocasión nos adentramos en lugares menos turísticos, pero no encontré lo que buscaba.
Pasear por Tribeca a eso de las 8 de la tarde significa pasear por calles vacías, semi-oscuras apenas iluminadas por los interiores de las galerías de arte y los restaurantes de lujo. Pensaba que íbamos a encontrar un barrio animado, pero me encontré un ghetto para ricos, encerrados en sus loft con amplios ventanales que permitían ver desde la calle su interior y morir de envidia a los viandantes menos afortunados que no podemos permitirnos esos lujos.


Aquí y allá se veían lámparas que sólo se ven en los catálogos de "Pottery Barn", e incluso en alguno de los pisos más bajos, todo un despliegue de revista de diseño de interiores, sin que al dueño le importara en absoluto que media calle viera su casa por dentro, aunque no había signo de vida alguno.
Me recordó un poco algunas de las extravagancias de Kristin Scott Thomas en la película "Alta Sociedad".
El llegar en coche de nuevo nos permitió cruzar parte de Queens y de Brooklyn, comprobando que a veces N.Y. no es naaaaaada bonita en cuanto te sales de las cuatro fotos de postal.
Lower Manhattan desde el puente Verrazano:



Brooklyn:


Oh! y a pesar de la lluvia, N.Y. sigue oliendo a falafel. Recomendación antes de pisar la ciudad: verse "Memorias de Queens" y "Un café en cualquier esquina".

martes, 7 de agosto de 2007

Febrero: mes de Japón en el Kennedy Center

Con el título "Japan! Culture+Hyperculture" el Kennedy Center y la Freer Gallery se han unido para traer a todo un elenco de artistas japoneses y organizar toda una serie de exposiciones de temática japonesa, durante el mes de Febrero de 2008.
Las actividades incluyen desde teatro contemporáneo, anime, robótica, kyôgen, arquitectura......
Parece ser que la presentación de dicha programación se hará durante el otsukimi de Septiembre, que esta vez tendrá lugar en la terraza del Kennedy Center. También debería de estar atenta al "Aki Matsuri" que creo que organiza a primeros de Septiembre.
Creo que con toda probabilidad y si el estado de nuestras finanzas lo permite iremos a ver el kyôgen y si puedo me descolgaré a ver la exposición sobre Tadao Ando.
Para que empecemos a hacer boca el programa pulsando aquí.


Imagen de Akira Yamaguchi, 山口晃

miércoles, 1 de agosto de 2007

Unas horas en el limbo

Pues sí, desde ayer ambos dos estábamos en el limbo de la legalidad inmigrante. Parece ser que como se acerca el año electoral por aquí por guiriland, la cuestión es parecer más patriota que nadie, así que el camino más corto es tomar decisiones electoralistas contra la inmigración y a favor de la "seguridá nasioná". Así las cosas, cada día sale una ley que se revoca al siguiente regulando el tema inmigratorio, de tal manera que los pobres funcionarios no se aclaran y a lo que parece se encontraron a finales de este mes con más de 60.000 solicitudes de renovación de visado. Pero no crean queridos clientes que se trata de un visado estupendo, no, es el visado de "bueno, fale, te dejamos venir porque has pisado las losas de la universidad". Para el "refinitivo" vete a saber cuánto tiempo vamos a necesitar.
Curiosamente el carnet de conducir caduca a la vez que el visado y solamente puedes renovarlo si a su vez has renovado el segundo, como en nuestro caso no habíamos recibido los papeles que aseguran nuestra legalidad, durante unas horas "El Cruzado" ha estado sin poder conducir su coche y sin documento que testifique que es un inmigrante legal.
Esta mañana ha tenido que ir con una cantidad absurda de papeles (porque ayer con el fax del documento de inmigración no hubo suerte) y su jefe hasta la oficina de tráfico para poder tener de nuevo su identificación. Por fin volvemos a existir......
A veces te sientes como si tuvieras que demostrar pureza de sangre.......





Cambiando de tema, el kabuki fue magnífico, estaba el embajador de Japón y supongo que una cantidad absurda de personalidades importantes, aunque sólo distinguí a los "seguratas" que pululaban por el recinto. El teatro era bastante pequeñito, así que pudimos ver la función bastante bien.
Salvo la excepción de algún friki que otro, principalmente féminas occidentales en yukata (indumentaria recomendable sólo para matsuri) que parecía que les había caído de un quinto piso y una fémina con un "kipao"o sea el vestido chino, las señoras japonesas que acudieron con kimono muy elegantes y con una combinación kimono-obi muy acertada. También hubo la rara excepción de un japonés al que yo le llegaba al hombro, vestido con un kimono muy de verano en tonos azul marino, que parecía el bisnieto de Toshirô Mifune, no sólo por lo físico sino también por lo chulesco de su pose y su vozarrón en un japonés recio quasi yakuzilla, luego le oí en inglés y aparte de no tener ningún acento, se le suavizaba algo el tono.
En fin, una velada muy interesante, con mucho guiri con novia japonesa y ninguna guiri con novio japonés, como siempre....