miércoles, 30 de mayo de 2007

Zorros y armas tradicionales japonesas 2: yaegaki-hime 八重垣姫 

Esta historia sería una especie de Romeo y Julieta a lo japonés, lo cual la convierte en mucho más entretenida y mucho menos trágica, o al menos le da a los personajes cierta profundidad psicológica que no tienen en la obra inglesa. Más que nada porque la protagonista lejos de parecer una delicada flor tiene fuerza para rato, claro que gracias a un kitsune, jejejejejejejeje.
La historia de amor entre Yaegaki-hime (la princesa Yaegaki) y Takeda Katsuyori se relata más o menos en la obra de bunraku y kabuki, "Honchô Nijûshikô", aquí la voy a ampliar para que podáis tener toda la historia al completo.
La acción se sitúa durante las guerras civiles que asolaron Japón en el siglo XVI, el shogun Ashikaga Yoshiharu fue asesinado en Kyôto en el año 1550. La inconsolable viuda emplazó a los dos clanes guerreros más importantes los Takeda y los Uesugi, para que en el término de tres años encontraran al culpable y si no lo lograban pagarían con la cabeza de sus correspondientes primogénitos: Takeda Katsuyori y Nagao Kagekatsu.
Tanto el jefe del clan Takeda, Takeda Shingen (provincia de kai, prefectura de Yamanashi), como el del clan Uesugi (en algunas obras aparece como Nagao, provincia de Echigo, prefectura de Niigata), Uesugi Kenshin, juraron encontrar al asesino o entregar a sus herederos.
Mientras pasa el plazo estipulado, Takeda Katsuyori se enamora de la hija de Uesugi Kenshin, la hermosa Yaegaki-hime a pesar de que en realidad son familias enfrentadas debido a que la de ella robó un importante tesoro al clan rival, un fabuloso casco que dicen que guarda el espíritu de un zorro.
Katsuyori y Yaegaki:


Para desgracia de la pareja, pasan los tres años y no se halla culpable alguno al asesinato del anterior gobernante, así que llega a ambas casas un mensajero pidiendo la cabeza del primogénito del clan. En el caso de Katsuyori el joven se suicida en presencia del enviado, pero en realidad es todo un engaño, porque se trataba de un fiel samurai de la casa de los Takeda que prefiere morir antes de que muera el joven.
El verdadero Katsuyori se ha disfrazado de jardinero y ha adoptado el nombre de Minosaku para ser contratado en casa de los Uesugi y así poder ver a su amada y recuperar el casco de su clan.
Yaegaki-hime está inconsolable, no hace más que mirar el retrato de su amado. Pero un día ve por casualidad a Minosaku en el jardín y no puede evitar ver el gran parecido que tiene con aquel que perdió la vida. Su alma se agita y su corazón no la engaña, ese debe de ser Katsuyori, pero ¿cómo? él murió.....
Ella llora mirando el retrato:


En un momento determinado él aparece en las habitaciones de Yaegaki y le relata lo sucedido, con lo cual ella se tranquiliza puesto que ahora sabe que su amado está vivo.
Pero la suerte de Katsuyori no podía durar demasiado, el padre de la joven también se da cuenta de que el jardinero tiene una forma de comportarse que no es propia de un hombre del pueblo. Así que le encarga que lleve un mensaje supuestamente secreto (aunque en realidad no hay nada escrito) y ordena a dos de sus hombres que le sigan para matarle.
La muchacha se entera de todo, pero es de noche y entre ella y Katsuyori está el lago Suwa congelado, con lo cual no puede ir en barca hasta la otra orilla. Desesperada se lanza hacia el santuario que hay junto al palacio y allí reza frente al altar que tiene además el casco del clan de Katsuyori. Lo sujeta entre sus manos y sale al exterior donde brilla la luna, se acerca a la orilla del lago y ve con sorpresa que junto a su cara se refleja la cabeza de un zorro, se asusta y se retira pero a su alrededor no hay nada. Al mirar de nuevo vuelve a ver al zorro junto a su rostro y se da cuenta de que en realidad es el casco.
Sostiene el casco entre sus manos:


Sale al exterior, brilla la luna y se ve el reflejo de un zorro (señalado con flecha negra):



Es entonces cuando aparece el espíritu del zorro ante ella y le promete que la va a ayudar a salvar al joven.
Aquí hay dos versiones:
1-Yaegaki-hime sostiene el casco y aparecen varios espíritus de zorros en forma de kitsune-bi (fuegos fatuos) que la levantan en el aire y la llevan volando sobre el lago.


2-Yaegaki-hime es poseída por el espíritu del zorro, realiza un baile enérgico como prueba de que en su interior hay un espíritu mágico y luego echa a volar.


3-Yaegaki-hime monta a caballo y gracias al espíritu del zorro cabalga sobre el hielo sin que este se rompa.
En cualquier caso llega a tiempo de que Katsuyori salve la vida.


El papel de Yaegaki está dentro de las llamadas "princesas de rojo" debido al color del kimono que viste y suele ser uno de los más codiciados por los onnagata (actores que hacen el papel de mujer).



También tiene esta obra una de las escenas más complicadas de representar, el vuelo de la joven sobre el lago, sobretodo es francamente difícil en el teatro de marionetas (bunraku) donde tienen que intervenir numerosas personas llevando a la princesa, los respectivos zorros, etc..


Es por eso que muchos japoneses tienen a este momento como una de las escenas cumbre del teatro japonés.
Tan famosa es esta historia que en el lago Suwa, el que supuestamente cruzó volando o a caballo (me creo más que la chica se lanzó a galopar sobre el hielo y por pura suerte no se rompió), han colocado una estatua suya.



martes, 29 de mayo de 2007

No molo


Una cosa muy curiosa que he descubierto a medida que voy leyendo blogs es que la gente que vive en el extranjero, tienen todos una vida muy "cool" que parece que merece la pena ser contada. Sobretodo la gente que vive en Japón, todos con unos blogs en los que los lectores solamente conservan algo de baba para exclamar: "oh!ah!".
No sé, yo llevo viviendo dos años y algo fuera de España y no tengo una vida "molona", sino de lo más normal e incluso añadiría que aburrida. Supongo que debe de ir implícito con vivir en un lugar "cool" eso de tener una vida "cool".
Es más, si tuviera que publicar un blog solamente con mis experiencias en Guiriland, se acabaría bien pronto, JAJAJAJAJAJAJA.
Así que queridos clientes de la casa de té, yo "no molo" viviendo en el extranjero. Claro que ya no "molaba" viviendo en E´paña cañí, me quedo como estoy.....

Amuletos japoneses 1: omamori y ofuda

Sobre este tema hace tiempo que me apetecía escribir, más que nada porque muchos extranjeros vuelven de sus viajes a Japón cargados de amuletos sin saberlo, o sin saber para qué sirven o qué hacer con ellos.
En los templos tanto budistas como shintoistas venden los "omamori" y los "ofuda", amuletos protectores de muy diversas desgracias.
El origen es más bien shinto, pero algunas sectas budistas adoptaron la costumbre de vender también este tipo de elementos a sus fieles. De todas formas, cuidado, porque hay otras sectas que prohiben la venta de omamori por tratarse de un objeto folklórico propio de las creencias supersticiosas del populacho.
Vamos a analizar profundamente los amuletos japoneses, su aspecto, su tamaño, sus funciones y así cualquiera de vosotros sabrá elegir la primera o la próxima vez que podáis acceder a alguno de ellos.

OMAMORI おまもり お守り:
Se suele dar este nombre a los amuletos en general, ya sean para la salud, contra accidentes, para el amor, etc.. etc...
La palabra significa "proteger" o "defender", evidentemente de algún peligro o situación complicada. Son pequeños trozos de papel o de tela con el nombre del dios protector para la ocasión.
Actualmente el papel va dentro de unas pequeñas (o no tan pequeñas) bolsitas de tela de colores vivos (OMAMORI BUKURO), con el nombre del templo por un lado y el del dios por otro.
Hay muchas formas de llevar un omamori, se pueden colgar del cuello con una cadena o en pequeños estuches de bambú, plástico, tela, piel... También es habitual verlos en los bolsillos de la chaqueta del traje, de la camisa, del pantalón... cualquier sitio vale. Está muy de moda ponerlos en el móvil (celular), cuantos más mejor, lo que convierte a veces las antenas o la parte superior en un montón de muñequitos, figuras, colgantes de miles de colores.
Si el amuleto es para el coche, se cuelga del retrovisor.
El papel del interior de un amuleto suele consistir en una oración o bendición invocando al dios protector de turno, escrita por un monje. ¡¡¡¡¡Nunca hay que abrir la bolsita!!!! se supone que eso significa que se rompe la protección y por lo tanto volvemos a estar expuestos a aquello de lo que queríamos huir.
Además la duración de un amuleto es para siempre, aunque hay gente que prefiere cambiarlos cada año nuevo, depende de gustos, otras personas no quieren desprenderse de sus viejos omamori y los conservan hasta el final de sus días.
Pero... ¿qué hacer con un amuleto que ya no quieres porque tienes uno nuevo? SE QUEMA. No se regala, ni se lava, ni se tira a la basura, se quema hasta que no queda nada de él.
Los pocos o muchos que sepáis sobre el shinto, conoceréis que es una religión panteísta, que considera que todo tiene una energía vital denominada "kami" =dios y por lo tanto hay que tener mucho cuidado con cómo se tratan los objetos, la naturaleza....
Es por eso que la creencia en amuletos protectores procede del shinto, es una forma de asegurarnos la compañía permanente de un dios a través de una invocación escrita.
Si todo en el mundo tiene un kami, entonces esos mismos kami servirán para ayudarnos , no?? y en qué se nos puede ayudar?, la respuesta es sencilla, en muchíiiiiiiiiiisimas cosas, más de las que os estáis imaginando ahora mismo.
Veamos algunos ejemplos:
-Kotsuanzen omamori: para conductores y viajeros en general
-Gakugyojoju omamori: dios de la escritura, poesía y principalmente de los estudios. Para estudiantes durante los exámenes.
- Enmusubi omamori: Enmusubi kamisama es el dios de las parejas (los que tienen o los que buscan), por lo tanto son amuletos para encontrar el amor o para conservarlo y tener un buen matrimonio. Los novios compran dos omamori uno rojo y otro blanco, el primero para la mujer, el segundo para el hombre... bueno.... eso si es una pareja heterosexual, ok?
-Anzan omamori: protección para mujeres embarazadas. Se suele colocar en el obi de sujección para que esté en contacto cercano con el bebé que va a nacer.
-Kanaeanzen omamori: para la salud, normalmente es para gente que ya está enferma en realidad es para que se curen.
-Shobaimanjo omamori: dinero, éxito en los negocios, prosperidad...

Es tal el éxito de este tipo de bolsitas que no nos tenemos que extrañar de algunos con la imagen de Hello Kitty, los personajes de anime más famosos del momento, o cualquier dibujo que nos podamos imaginar.


Venta de omamori en un templo, atención a Kitty-chan a la izquierda:


Carteles explicativos sobre las diferentes funciones de los amuletos a vender:




Protector para tener éxito jugando al golf:


Protección contra virus informáticos (acaso los ordenadores no necesitan talismanes??? si queréis el pc perfecto este amuleto puede ser de ayuda):


Omamori contra el Sida, o al menos un buen recordatorio de lo que se debe de usar :


Talismanes de Inu-Yasha:


Un móvil (celular) bien equipado (espiritualmente hablando):


Máquina de venta automática:



OFUDA おふだ お札:

En algunos casos se define como un tipo de omamori pero más grande y para proteger los hogares. Pueden ser tablas de madera con la imagen del dios protector y una frase piadosa, una oración para atraer al dios, o pueden ser tiras de papel con el nombre del dios o del templo, los sellos del lugar que representan a la deidad....
Si compráis algo de este tipo los japoneses los colocan en la entrada de sus casas (al interior ok?) o en un pequeño altar que se suele tener para venerar a los antepasados.
Suelen ser caligrafías muy bonitas a pesar de que no entendamos nada los occidentales. Si no sois de creer mucho en este tipo de cosas aún así os servirán como compra de una caligrafía buena-bonita-barata, o como un regalo bastante impactante para los amigos, además siempre les podéis contar el rollo este de la protección divina y los dejaréis de piedra.
Vamos a ver imágenes de los ofuda:



Ofuda de Amaterasu kamisama:




Ofuda en madera:


Ofuda de Fushimi-Inari taisha. Que no falte la protección del dios de los zorros no????



Las diferencias entre los omamori y los ofuda:


lunes, 21 de mayo de 2007

Ocho cosas para parecer japonés este verano

Mis habituales lectores sabéis qué concepto tengo de los que de buenas a primeras se auto-proclaman "amantes de la cultura japonesa", creo que a estas alturas todos vosotros sois "practicantes" que no "amantes" de la cultura de ese país, menos mal....uf... Para los que no lo seáis todavía, os recomiendo que empecéis a cambiar un poquito el "chip" y que salgáis de ese agujero absurdo.
Bien, como en algunas ocasiones a este tipo de gente solamente se le llega a convencer aplicando un tratamiento de choque, voy a hablar de algunos elementos IM-PRES-CIN-DI-BLES para que todos nosotros podamos vivir un verano mucho más japonés.
Si en España por ejemplo el verano lo relacionamos con playa, ventiladores, chiringuitos playeros y los helados, a los japoneses les vienen a la mente otras imágenes a la que nosotros no estamos acostumbrados, pero que para ellos son la imagen típica de un verano nipón.
Vamos allá con nuestra inmersión cultural!!!!

1-YUKATA 浴衣 ゆかた: fundamental, si no tienes un yukata no puedes vivir un verano japonés. Es el típico kimono de algodón, muy fresquito, que se lleva habitualmente en los establecimientos de baños termales, para dormir en hoteles (recordad la portada de "Lost in translation" con Bill Murray) y también como indumentaria de verano. Evidentemente cada una de estas funciones corresponde a un tipo diferente de yukata.
Del que os hablo es de salir a la calle para asistir a los numerosos matsuri veraniegos.
A ver estos modelos son un poquito para gaijin:


Más bonitos estos:


Y para los hombres un buen sustituto del yukata, sobretodo porque es chaqueta y pantalón corto, es el jinbei 甚平 じんべい, que también se lleva en verano para asistir a los matsuri:


Por supuesto el conjunto se completa con unos bonitos geta 下駄 げた(zori de madera):



2-UCHIWA うちわ: el abanico redondo japonés. Hace calor y lo que necesitamos es darnos aire con estilo. ¿Cómo? pues con un bonito uchiwa. Habitualmente muchas empresas hacen propaganda a través de estos abanicos, así que es muy común ver gente abanicándose con alguno que le acaban de dar por la calle. No es muy normal ver uchiwa por las calles de las grandes ciudades (queda mucho más elegante un abanico de los que se pliegan), pero sí que se ven bastante en los lugares de veraneo. Así que el segundo elemento a conseguir es un abanico de este tipo.
Abanico japonés para fans de macintosh:


Hasta Ghibli aprovecha este estilo de propaganda:


Uchiwa más tradicional, es muy habitual la decoración de libélulas en estampados y decoraciones de los elementos propios del verano:



3-KATORI SENKOU かとり せんこう: si hay algo insoportable del verano japonés aparte del calor horroroso y la humedad, son.... LOS MOSQUITOS!!!!! socorro!!!! nos atacan!!!!
Si realmente quieres vivir el verano como en Japón, tienes que poner en tu habitación uno de los sistemas tradicionales de aparato mata-mosquitos. Da igual que no haya insectos por tu zona!!! Si hay algo que se representa una y otra vez son los katori senkou, sobretodo los katori buta, los recipientes con forma de cerdo que albergan en su interior una espiral de "incienso" mata-mosquitos.
Esta pasta verdosa que se compra en forma de espiral pero que también la hay en barras, es un invento relativamente reciente. Data del siglo XIX, cuando un japonés trajo una variedad nueva de crisantemo desde América. Descubrió que si secaba esta flor y la quemaba los mosquitos morían.
En realidad no es el humo que produce la varilla lo que ahuyenta a los bichitos, sino el olor que desprende, por lo que actualmente los japoneses prefieren otro tipo de insecticidas sin perfumes (aunque más perjudiciales para la salud). No es que el olor sea desagradable, pero es muy característico.
Por su parte los recipientes con forma de cerdito son una verdadera monada!!!!
La espiral suelta:


Katori buta, recipiente de cerdo:



4-FUURIN 風鈴 ふうりん: parece mentira, pero se supone que las "campanitas de viento" o fuurin tienen como función refrescarnos con su sonido. Parece ser que al moverse por la acción de la brisa el tintineo nos produce una sensación de frescor. Uhm.. yo tengo... dos en casa... y no sé si realmente me sirven de algo. Desde luego el sonido es francamente agradable, pero frescor... tal vez.. no sé...
Suelen ser de muy diversos tipos y formas, normalmente decorados con figuras "veraniegas" , el cerdito anti-mosquitos, el pececito dorado....



5-SUIKA スイカ: claro, que lo mejor para refrescarse es algo dulce y frío, no? Pues nada mejor que una rodaja de... sandía!!!!! oishiiiiiiii da neeeee!!!!
Una comida barata y deliciosa. Los japoneses suelen llevársela en sus excursiones de verano en una bolsa de plástico que luego sumergen en los riachuelos o pozos del lugar para enfriarla.
Los niños se lo pasan muy bien jugando a una especie de "piñata" con la sandía. Se coloca en el suelo, se tapan los ojos del niño y se le da un palo para que consiga golpearla (si alguno se acuerda, esto sale en "Kikujiro no natsu" , El verano de Kikujiro, aunque en vez de una sandía es cáscara de sandía en la cabeza del motero gordo).
No os quejaréis.... esto es fácil de conseguir....
Se me hace la boca aguaaaaa:


Antiguamente no existían las bolsas de plástico, como os podéis suponer, y las cosas se transportaban en unos pañuelos especiales que se anudan de muy diversas maneras para envolver las cosas. En este caso estos son los pasos para llevar una sandía al modo tradicional:



Este niño promete:



6-KAKIGOORI かき氷: esto sí que está frío. Se trata de un cono de hielo picado o granizado sobre el que se pone sirope (caramelo) del sabor que prefieras.
Bueno, bonito, barato y fácil de preparar en casa sin tener que viajar a Japón:




7- FIDEOS FRÍOS: los que conocemos habitualmente como ramen, udon, etc.. y que saben tan buenos en invierno, calientes y humeantes, en verano también se pueden servir fríos, aunque.... a mí personalmente no me gustan así. No saben igual.

8-HANABI 花火 はなび: los fuegos artificiales japoneses son toda una institución sobretodo en verano. He leído algunas estadísticas de la cantidad de fuegos artificiales que se consumen en esa época del año y son apabullantes. No creo que se gasten en España en un año semejante proporción.
Parece ser que aunque tienen tan cerca China (inventores en el siglo XVII de la pólvora) no llegaron a Japón hasta el siglo XVIII de mano de los occidentales. Parece ser que la primera vez que se utilizaron fue para evitar una epidemia de peste en Edo y se prendieron a lo largo de las orillas del Sumida-gawa (no me preguntéis yo tampoco conozco el uso "terapéutico" de los fuegos artificiales contra la peste, jaajajjajajaja).
Este elemento sí que es fundamental en el verano japonés, si no tienen ningún espectáculo de ese estilo cerca se lo montan ellos en el jardín de su casa. Se compran unas bengalas de esas pequeñas que no queman y ya han montado su hanabi particular.

Bueno, estos son los más importantes elementos que harán que vuestro verano sea "diferente", aunque ya sé que me he dejado algunas cosas en el tintero, como el canto de las cigarras, etc.... Pero estos son los más básicos.

jueves, 17 de mayo de 2007

Tanabata Matsuri 七夕 祭り

La historia del festival de Tanabata procede de China, dicen que lo introdujo en Japón la emperatriz Kôken allá por el 750 después de Cristo y se basa en un relato que hoy en día se podría decir que fue el primer caso de "adictos al trabajo" del mundo, jajajajajajaja.
El 7 de Julio en todo Japón se celebra la reunión de dos estrellas en el cielo, Altair y Vega. Habitualmente ambas aparecen separadas por la Vía Láctea, pero en esa noche (si está el cielo despejado) se puede ver cómo se reúnen.
La más antigua tradición china cuenta que Vega es la princesa Orihime 織り姫 おりひめ(en otros relatos recibe el nombre de Shokujo), hija del rey celestial Ten-kou. La muchacha poseía la magnífica cualidad de tejer muy bien y se encargaba de fabricar los vestidos de los dioses del cielo. Sin embargo, la chica era adicta a su labor y se pasaba día y noche trabajando en su telar sin permitirse un solo descanso, lo cual llegó a preocupar a su padre.
Por otro lado estaba Altair, representado por el pastor de bueyes llamado Hikoboshi 彦星 ひこぼし(también Kengyu) otro obsesionado con su trabajo que tampoco se permitía el lujo de descansar.
Orihime y Hikoboshi, al tratarse de una leyenda china habitualmente van con ropas de aquel país:


Pero... la casualidad hizo que ambos se conocieran y se enamoraron el uno del otro de tal forma que terminaron casándose, para felicidad del rey de los cielos que ya empezaba a preocuparse por una hija tan "dedicada" a las telas. Aunque claro.. este tipo de cosas... pues a veces no sale tan bien como debiera. Era tal el amor que se profesaba el recién estrenado matrimonio que olvidaron sus tareas y así se encontraron los dioses sin vestidos nuevos y los bueyes del joven se desperdigaron por el cielo causando destrozos.
Ten-kou estaba hecho una furia, ¿cómo podía ser que su trabajadora hija se hubiera descuidado tanto? ¿y su yerno? Había que hacer algo con estos dos!!!!!
Así que el rey los separó y colocó a cada uno en un extremo del Ama no gawa 天の川 あまのがわ(el río celestial, la Vía Láctea) y les prometió que si trabajaban bien y mucho les permitiría reunirse una vez al año. Así pues, Orihime y Hikoboshi trabajan duro todo el año para poderse ver.
Se dice que cuando llega la fecha indicada, se forma sobre la Vía Láctea un puente con las alas de las urracas sobre las que pasa la princesa. Otras leyendas aseguran que el agua del río desciende, pero que si ese día llueve la corriente aumenta y los enamorados deben esperar otro año más para reunirse.
Con el fin de que la princesa pudiera cruzar el río los habitantes del Japón adquirieron la costumbre de colgar pequeños papeles de colores de los árboles de bambú deseando que ese día no lloviera. Esta tradición dio paso a que se colgaran los deseos de la gente en ramas de bambú en los propios hogares.
Hay muchas formas de celebrar el Tanabata Matsuri dependiendo de la zona donde se esté. Lo más habitual son las ramas decoradas con tanzaku 短冊 たんざく(tiras de colores escritas con deseos) que se colocan en los jardines o las puertas de las casas la noche del 7 de Julio.
Esta fotografía está muy bien hecha, porque no es de buena educación fotografiar este tipo de cosas de tal manera que se vea lo que ha pedido la gente, así que el que la hizo ha tenido el cuidado de que no se vea, qué majo!!!!


También se decoran las calles con adornos de papel, se organizan desfiles y se asiste a los fuegos artificiales vestidos con yukata, una estampa muy tradicional y veraniega en Japón.


Sinceramente de este tipo de cosas suelen disfrutar mucho más los niños que los mayores, parece ser que se tiende a olvidar un poco esta fiesta entre la gente adulta.


Antiguamente era una festividad muy femenina, las mujeres colgaban sus deseos de conseguir novio o a su amor platónico, sería una especie de San Antonio a la oriental, jajajajajajajaaja.
Y lo que más nos pueden recordar esos bambúes decorados con tiras de papel, tanzaku y otros adornos es a nuestros árboles navideños, la verdad es que la imagen en algunas partes es como una navidad sacada de contexto, he llegado a ver alguna que otra rama decorada con espumillón...
Cuando todas las celebraciones terminan y siguiendo la tradición japonesa de que las cosas que implican algo muy íntimo de la persona no se pueden tirar a la basura, las ramas de bambú se dejan en los ríos, para que la corriente se lleve los deseos hasta el río celestial de la Vía Láctea.


Lugares famosos por sus Tanabata matsuri: toda la región de Tohoku (Norte de Japón, Prefectura de Akita, etc..) y ciudad de Oita (tiene su particular festival con desfiles, danjiris iluminados y el "funai pachin" 府内戦紙 nombre que viene de un juego de cartas infantil con imágenes de samurai "pachin" y el antiguo nombre de la ciudad de Oita "Funai", en este caso son imágenes enormes iluminadas que se mueven al ritmo de los gritos "seiya, seiya", para ver un vídeo sobre esto pulsad aquí, programilla de televisión en "Real Player" del Funai Pachin del año 2002, pulsad aquí (en japonés, icono "real" de la izquierda para modem, icono "real" de la derecha para banda ancha).