miércoles, 25 de julio de 2007

Y mañana..... KA-BU-KI

Reconozco que cuando perdí la oportunidad de poder ir a ver bunraku en D.C. me sentí fatal, porque son pocas las ocasiones en que el público occidental puede ver esta clase de cosas, por así decir, "sin moverse de casa". Así que cuando me llegó el e-mail de la gente del JICC diciendo que se iba a representar kabuki en D.C., creo que estuve entre el infarto y la lipotimia todo en uno a pesar de ser contrapuestos.
Lamentablemente no es que nuestra situación económica ayude mucho y estas cosas son caras, para cuando "El Cruzado" miró la página para comprar las entradas ya se habían agotado. Sin embargo, semanas después recibí un nuevo e-mail contándome que aún quedaban entradas (o_O), supongo que sería algún rollo de estos "oficiales" que después de reservar 20 mil entradas se encontraron con que les sobraban o algo. Esta vez no me lo pensé dos veces, llamé a "El Cruzado" y le dije: recuerdas los 200 y algo dólares que ahorré, pues gástalos YA en esto. Te voy a llevar al kabuki".
Un poco metedura de pata porque hoy he recibido ooootro e-mail diciéndome que como no han vendido todo lo que esperaban ahora hacen descuento en las entradas..... &%$·"
No es que yo sea una fan absoluta del kabuki, me tienta más el nôh, o incluso el bunraku, pero la obra que van a representar me terminó de convencer, se trata nada más y nada menos que "Kanjincho" 勧進帳.
Esta obra trata de cómo Yoshitsune con un pequeño grupo de sus más fieles colaboradores, entre ellos Benkei, trata de cruzar uno de los pasos de montaña, para refugiarse en la casa de un noble partidario de su causa y así huir de la orden de ejecución que pesa sobre él, ordenada por su propio hermano Yoritomo. Dicho paso está fuertemente vigilado porque se ha recibido información de que Yoshitsune tratará de cruzar por allí con su grupo, todos ellos disfrazados de monjes de la montaña o "yamabushi".
Efectivamente, cuando llegan son interrogados a fondo acerca de temas doctrinales, etc... y Benkei explica que son unos monjes peregrinos que vuelven a su templo en Nara, el Tôdai-ji (actualmente todavía en pie) con una lista de los donantes y cantidad de donaciones recibidas para su mantenimiento. Rápidamente saca un rollo de papel en blanco y comienza a recitar nombres y cantidades, tratando en todo momento que los guardias no se den cuenta de que no hay nada escrito.
Al final les dejan pasar, pero el jefe del puesto de vigilancia (Togashi Saemon) todavía no está convencido, ha visto que uno de los sirvientes de los monjes tiene un aspecto demasiado refinado, decide seguirles y de nuevo interrogarles. Es entonces, ante las dudas del jefe de guardia que Benkei azota a Yoshitsune delante de todos, a pesar de que le debe el mayor respeto a su señor y de que siempre le ha sido fiel. Precisamente, incluso cuando su perseguidor sabe de sobras que se trata de Yoshitsune, la fidelidad de Benkei le deja fascinado, nadie se hubiera atrevido a tanto con tal de salvar a su señor. (Esta sección de la obra es una de las más impactantes junto con la de la lectura de la lista falsa). Gracias a Benkei les dejan marchar de nuevo con la promesa de que ya no les perseguirán más. Poco después el ex-yamabushi le pide perdón a Yoshitsune mientras llora como un niño por lo que ha hecho, y su señor le perdona.
Al contrario que en "Yoshitsune zenbon sakura" "Yoshitsune y los mil cerezos", aquí es Benkei el protagonista y no hay momentos de luchas apoteósicas, fuerzas mágicas procedentes de zorros, ni nada por el estilo. Pero suele ser junto con "Chushingura" una de las favoritas, no por su espectacularidad, sino por la profundidad del tema tratado.
Y además Benkei me encanta!!!!! JAJAJAJAJAJAJA. Tengo una camiseta de esta obra que me compré en Kyôtô, así que tenía que acudir.
Yo además cuento con el DVD de la obra y el haberme visto la adaptación cinematográfica de Kurosawa que supongo que será más fácil de conseguir para vosotros, se titula "Aquellos que caminan sobre la cola del tigre", ficha en imdb aquí.
No podré hacer fotos así que las cojo prestadas de internet. Ya sabéis, mañana a las 7 p.m. nos vemos en el Warner Theater de D.C.






4 comentarios:

Ard C dijo...

Saludos
gracias por la información, es un placer leerte y también da una envidia horrorosa.
Saludos y mis mejores deseos.

Kitsune dijo...

Ard C-san: gracias a tí por leerme y pasar un rato en esta humilde casa de té. Lo de la envidia, no tanta, no tanta, que mi bolsillo se estará quejando una laaaarga temporada. Será como esos estómagos vacíos que gruñen durante horas en las más variadas situaciones.
Pero mereció la pena, estaba por allí el embajador de Japón y todo. Aunque eché en falta una pantalla con los subtítulos de lo que iban diciendo, como en la ópera.
Afortunadamente Kanjincho me la conozco.
Saludillo.

Kitsune dijo...

Hola, Kitsune, te quería dejar este link con una historia de zorros. Tal vez puedas hacer algún artículo o en su defecto una interpretación de ella. Yo en lo personal la enncontré muy bella y quise copartirla contigo.

http://hierbaflotante.blogspot.com/2007/06/el-primer-sueo-de-kurosawa.html

Espero lo hayas pasado bien el kabuki

Kitsune dijo...

Kitsune2-san: Gracias por el link, bueno hay muchas interpretaciones al primero de los sueños de Kurosawa. En sí, yo creo que es un sueño, no tengo noticia de que haya relación entre los kitsune y el arco-iris. Si nos paramos a analizar el suceso como un sueño del propio director durante su niñez, podríamos pensar que el niño es el propio director y que en ese momento se sentía culpable por algo.
Hay muchas veces en que tanto en literatura como en cine japonés, no hay que ir mucho más allá de lo que el autor nos está contando. Aunque reconozco que con otros sí.
Además los japoneses siempre dejan principios y finales abiertos, con lo cual nunca me preocupo por sacar conclusiones de qué pasó antes, o qué pasó después. Creo que en el fondo hay mucho de filosofía zen, el "yo-aquí-ahora".
Mi interpretación? pues que la película entera trata de la evolución de los sueños a lo largo de la vida del director. Pero sería muy largo de analizar aquí.
Perdón por el rollo.
Saludillo.