martes, 5 de junio de 2007

Las kokeshi

Si hay un objeto japonés que ocupa el primer puesto en las listas de los occidentales a la hora de coleccionar, esas son las "kokeshi ningyo", las muñecas llamadas "kokeshi".
Es muy curioso cómo en toooda la red aparecen amplias colecciones pertenecientes principalmente a estadounidenses, supongo que por la ocupación que su país hizo de Japón y la importante llegada de objetos japoneses a Norte-América a partir de ese momento (vale, sí antes también, pero se trataba de objetos más artísticos y no de la artesanía popular).
¿Qué es una kokeshi? Respuesta sencilla, una muñeca japonesa. Pero no nos quedemos sólo en esto porque el significado de éstas va mucho más allá que un mero juguete de niñas.
Creadas en al región de Tohoku (zona norte de la isla de Honshu), un área profundamente rural y con un clima francamente difícil, nevadas y tempestades de hielo y nieve durante el invierno la hacen poco habitable. La economía se basaba en la agricultura pero también en la utilización turística de los abundantes manantiales de aguas termales. Se cree que la circunstancia de que varios meses al año el lugar se llenara de bañistas favoreció el que algunos artesanos elaboraran las "kokeshi" como souvenir para los visitantes.
Veamos dónde se sitúa la zona de Tohoku:



Estas muñecas son una de las artesanías más antiguas y populares de Japón. A pesar de la teoría que ya os he contado, su origen sigue siendo incierto, lo que ha provocado el surgimiento de otras hipótesis:

PRIMERA: Derivada del nombre "kokeshi" cuyo kanji significa "niña muerta". Puede que originariamente sustituyeran a las niñas asesinadas al nacer por las familias más pobres de la zona o a niñas nacidas ya muertas.

SEGUNDA: Relaciona a las muñecas con las "tachihina" un tipo de muñeca de pie, que sería sustituida por esta versión más barata en madera puesto que la otra tenía una elaboración mucho más costosa al tratarse de mezcla de papel y madera.

Sea cual sea su origen actualmente vive un resurgimiento tras varios años de pocas ventas, debido principalmente a lo que os comenté sobre los coleccionistas occidentales. Cuidadín porque nos podemos encontrar "kokeshi" a unos precios prohibitivos!!!!!!!
El proceso de elaboración es bastante sencillo al fin y al cabo son un cilindro y una esfera ensartados el uno en el otro. Cuando giramos la cabeza de la figura esta produce un chirrido que se cree es el llanto de una niña (escalofriante, os lo juro es un sonido bastante desagradable ).
Selección de la madera apropiada:


Las piezas ya preparadas para tallar y ajustar:


Proceso de decoración:


Existen tantos modelos de muñecas como manantiales de agua termal existen en la zona, se han contabilizado hasta 10 tipos diferentes, pero los principales son 5.
Vamos a analizar uno a uno y veremos sus diferencias:

-NARUKO:
Procedente del balneario de Naruko cuya calle principal ya recibe el nombre de "Kokeshi".
Este tipo de muñeca es uno de los más populares. Se han encontrado documentos que las mencionan datados en el año 1862. Se cree que comenzaron a producirse hacia finales del periodo Edo.



-TOGATTA:
Balneario de Togatta en el monte Zao, frontera entre la prefectura de Miyagi y Yamagata.
Segunda zona de producción de estas muñecas, aunque puede presumir de haber sido el primer lugar donde se hicieron.



-YAJIRO:
Pueblo a 20 minutos del balneario de Kamasaki (lugar de bañistas desde el año 1428).
El origen de las yajiro-kokeshi está en las anteriores togatta-kokeshi.
Museo de Yajiro dedicado a las muñecas y tipología de este lugar:



-SAKUNAMI:
Cuenta la leyenda que este balneario fue fundado por el monje Gyoki durante una de sus peregrinaciones. Pero también hay otra que dice que fue el propio Minamoto no Yoritomo quien volviendo de una expedición vio bañarse a un águila en sus aguas y decidió fundar un lugar de baños termales.
Mapa:


La sakunami-kokeshi fue la primera en elaborarse durante la era Meiji por lo tanto su diseño es el más actual de todos:



-HIJIORI:

Balneario de Hijiori en la prefectura de Yamagata.
El resultado es una mezcla entre la togatta y la naruko. Muy pocos artesanos han seguido esta línea.


Así pues seguimos comprobando que en Japón nada es lo que parece y que muchas veces los objetos más triviales encierran años de tradición y puro trabajo artesanal de origen folklórico que merece la pena admirar... aunque pueda tener semejante referencia a niñas muertas... uf... a mí me dan un poquito de repelús estas muñequitas, ¿a vosotros?
Sobre gustos no hay nada escrito.

1 comentario:

Anónimo dijo...

T_T tienes razon dan algo de miedo! si parecen estatuitas de niñas...Animo Kitsune sigue escribiendo!