domingo, 3 de junio de 2007

Amuletos japoneses 2: Maneki neko y Daruma

Si lo que os explicaba en el artículo anterior eran amuletos fácilmente ocultables o llevables, hoy voy a tratar de otros que a no ser que sean convertidos en llavero, su función no es la de llevarlos encima.
En muchas ocasiones hay occidentales que consideran a los maneki neko y a los daruma como "juguetes" japoneses debido a su aspecto bastante perecedero y a su diseño un tanto infantil, pero nada más lejos de la verdad.
De todos modos constituyen otro de los souvenirs más cómodos de comprar, buenos-bonitos y sobretodo baratos, les darán una alegría a los amigos "menos exigentes en cuanto a seriedad en sus regalos" y al fin y al cabo son dos de los amuletos más tradicionales japoneses, aunque a los occidentales no nos lo parezca.

MANEKI NEKO まねき ねこ 招き 猫 :

"Creo que he visto a un lindo gatito". Así comenzaba siempre la persecución del pajarillo de la Warner y así vamos a comenzar aquí.
El maneki neko, es eso, un lindo gatito, sentado normalmente sobre un cojín rojo con la patita levantada para llamarnos y una enorme moneda en la otra.


No se tiene constancia en ningún documento escrito de la existencia de estos gatos de la suerte antes del periodo Meiji y las reformas del emperador Mutsuhito, allá por principios del siglo XIX.
Se dice que con la modernización de Japón entró también el espíritu pudoroso propio de la moral victoriana y que los amuletos protectores de muchos prostíbulos (un enorme falo) tuvieron que retirarse para no ofender a los visitantes extranjeros (^_^U). El pueblo japonés es principalmente usuario de todo tipo de elementos protectores, y cualquier negocio precisa de algún tipo de objeto de la buena suerte, así que los dueños de las casas de té y demás negocios del "ocio" masculino tomaron como símbolo el gesto de las prostitutas llamando a los clientes (el brazo levantado y la mano hacia afuera haciendo un movimiento de llamada con los dedos) y pusieron a un gato haciendo el mismo movimiento en la puerta de sus locales.
Muy pronto los dueños de otro tipo de negocios imitaron la figura que tuvo un gran éxito.
No sé hasta qué punto es cierta esta historia sobre los orígenes del maneki neko, pero en el templo de Gotoku hay una cantidad enorme de figuras de estos gatos, porque cuenta la leyenda que un gran señor pasaba por delante de la puerta del templo y vio cómo un gato levantaba una de sus patas y le hacía gestos para que le siguiera. Intrigado por la actitud tan extraña del animal, le siguió hacia el interior, fue entonces cuando a sus espaldas cayó un tremendo rayo que fulminó el lugar donde antes había estado el noble. El gato le había salvado la vida.
Templo Gotoku y sus miles de gatos:


Bueno yo os he contado las dos posibilidades, la realista y la romántica, ahora vosotros elegid la que más os guste.
Continuando con las características del gato de la suerte, el gesto de su pata o patas, depende, es el de un gato cuando se está lavando la cara. Si es la pata izquierda, invita a entrar a los clientes al establecimiento, si es la derecha está llamando al dinero y la fortuna. Cuanto más alta la pata más quiere el gato atraer una de las dos cosas, o ambas; lo más habitual es que esté a la altura de su hocico o por encima de su oreja.
Los colores también tienen un significado:
-Blanco con manchas en círculos negro y amarillo: es el gato más común. La posibilidad de encontrar un macho de tres colores es muy difícil en la naturaleza, normalmente son hembras, por lo tanto los marinos japoneses consideraban que ver un gato macho tricolor era augurio de buena suerte y solían tener uno en sus barcos.
-Blanco: tal vez por la pureza del color es símbolo de buena suerte, pero en realidad se cree que fue por la comodidad y rapidez para los fabricantes.


-Negro: para la salud y contra los demonios


El resto de colores son una invención relativamente moderna, que si para el amor, que si para la amistad, blah, blah, blah....
Respecto a la moneda que sujeta con la otra pata, es un koban una antigua moneda de oro, de curso legal durante el periodo Edo. 1 koban=1 ryo, pero en el caso del maneki neko es 1 koban de diez millones de ryo.
Antigua moneda koban:



Hay una clase especial de gato de la suerte, que aparece vestido con kimono a la manera tradicional, es el hatatsu neko que se compra en el templo de Sumiyoshi (Osaka) una vez al mes, pides un deseo y si se consiguen reunir 48 en 4 años se cumple.


Sumiyoshi-taisha:



DARUMA だるま 達磨:
Es el nombre en sánscrito de un monje budista indio del siglo V después de Cristo, significa "ley de Buda", también se puede leer como Bodhidharma.
Este monje fue el fundador del budismo zen y el que llevó la doctrina de Buda a China.
Dicen que alcanzó la iluminación (satori) tras 9 años de meditación en una cueva, sin levantarse ni mover los ojos. Tras ese tiempo sus brazos y piernas se atrofiaron y se le cayeron. Su ojos parece ser que también, aunque una leyenda un poquito más "gore" dice que se los arrancó para poder meditar mejor... en fin.....
Así pues, la figura de Daruma carece de pies y manos, mientras que la zona de los ojos aparece con dos manchas blancas. Se trata de lo que diríamos aquí un "tentetieso", la parte inferior es redondeada y por lo tanto cuando lo empujas se balancea suavemente recuperando la posición habitual.
El color rojo es el manto de monje que llevaría Bodhidharma y que mientras meditaba le tapaba cabeza y cuerpo. Debido a su forma los occidentales pensaron que era un juguete para niños, pero es uno de los objetos artesanos más tradicionales y no se le dan a los niños.
Parecen juguetes, pero no lo son, Darumas al estilo antiguo:



No suele ser una representación muy sonriente, es más yo creo que es el monje con más cara de mala +&%$# que haya visto en toda mi vida. Parece mentira que este monje alcanzara la iluminación, al menos podía haber estado más contento una vez conseguido, pero claro... 9 años sin moverte te ponen esa cara o peor.
Varias imágenes del Bodhidharma histórico:





Bien, la finalidad del Daruma, aparte de recordarnos al fundador del zen y su fortaleza espiritual, es la de cumplir un deseo. Cuando nos regalan una de estas figuras o si la compramos, se le pinta uno de los ojos y si nuestro deseo se cumple le pintaremos el otro ojo, muy sencillo no??
Supongo que con el humor de Bodhidharma no le debe de apetecer mucho eso de quedarse tuerto, JAJAJAJAJAJAJA y por eso nos cumple el deseo.


Hay empresarios que suelen comprar una de estas figuras para la fiesta de año nuevo, le pintan uno de los ojos pidiéndole que ese año los negocios vayan bien.



No hay comentarios: