jueves, 3 de mayo de 2007

Hikeshi

Hikeshi significa "hi" ひ 火 (fuego) y "keshi" けし 消し (apagar, extinguir), así que significa "apaga fuegos" o más conocidos como.... BOMBEROS, jajajajaja. Bien por los que ya lo hubieran adivinado.
También se les ha dado el nombre de Tobi no mono ( 鳶の者 とびのもの) "tobi" significa milano negro siberiano y "mono" significa persona, este nombre tiene que ver con los largos ganchos que llevaban los bomberos como herramienta, cuyo extremo se parecía al pico de un milano. Aunque el nombre más habitual era el de "hikeshi-doshin", policías del fuego.
Me interesan los bomberos japoneses, pero no los actuales sino aquellos grupos que se formaron en la antigua Edo y que se enfrentaban a unos fuegos bastante peligrosos sin tener ningún miedo.
Edo, la actual Tôkyô, era ya una gran ciudad desde el año 1600. Las casas tradicionales japonesas, construidas con madera, bambú y papel representaban un peligro constante puesto que prendían con facilidad. Se situaban una al lado de otra con poco o ningún espacio entre ellas y así el fuego pasaba de una casa a otra extendiéndose rápidamente.
La ciudad se vio devastada por tantos fuegos que sus habitantes les dieron el poético nombre de Edo no hana, flores de Edo.
La época del año más propicia para que se produjeran incendios era el invierno, puesto que en Japón para calentar las casas se necesitaban varios braseros que constituían un foco de peligro constante.
Durante el periodo Edo, para remediar esto, se crearon brigadas en los barrios y se construyeron altas torres de vigilancia con una campana para dar el aviso, según el número de toques se sabía si era más o menos grave el incendio.
Aquí podemos ver un grabado que representa una de estas torres:


Se obligó a la gente a tener en sus casas cubos llenos de agua, así como grandes bidones en las calles cada pocos metros. La ciudad fue dividida en bloques de casas rodeadas por muros de madera y puertas que se cerraban por la noche y aislaban los sectores con un puesto de vigilancia en cada uno.
Puerta que cerraba el barrio de Yoshiwara:


Además se abrieron amplias avenidas para evitar que el fuego saltara de un extremo a otro de la calle.
Los hikeshi procedían de las clases más bajas de la sociedad japonesa, eran mal vistos por samurai y comerciantes, por lo que los bomberos desarrollaron una fuerte conciencia de grupo manifestada por un lenguaje propio, símbolos distintivos y los "horimono" (tatuajes), que les cubrían gran parte del cuerpo. Demostraban con esto un gran valor, solidaridad con sus compañeros, pero también protección puesto que normalmente eran representaciones de divinidades protectoras.
Tatuajes en los brazos de un bombero:


Eran unos hombres bastante rudos y en la antigua Edo se les veía con una mezcla de admiración y terror, porque solían tener fama de borrachines, brutos, etc... Se decía que eran más peligrosos los hikeshi que el fuego que supuestamente apagaban.
Prueba de ello eran las frecuentes peleas callejeras entre grupos de bomberos, o incluso la más famosa contra luchadores de sumo en el año 1805. La pelea duró todo un día en la zona del santuario de Shinmei , fue luego representada en una exitosa obra de kabuki y también en numerosos grabados.
Ukiyo-e con un bombero y un luchador de sumo peleando:


Durante el gobierno Tokugawa sus obligaciones eran simplemente nominales, debido a la inactividad que caracterizó dicho periodo.
Parece ser que ocupaban gran parte de su tiempo en divertirse, ya fuera mediante el juego y las apuestas, o desarrollando sus habilidades practicando diferentes artes populares. Algunos de estos últimos alcanzaban cierta reputación como artistas amateur, realizando "surimono", "netsuke", ceremonia del té o constituyendo clubes literarios.
En 1738 el número de bomberos era de 11.000, en 1850 habían aumentado a 24.000.
Su principal labor era derribar las casas adyacentes para sofocar el fuego, ayudándose de pértigas con ganchos llamadas "kamayari" y de escaleras de bambú.
Kamayari:


-VESTIMENTA DEL HIKESHI

Los bomberos se protegían del fuego con un uniforme que constaba de una chaqueta de varias capas de tela de algodón llamada "hiseki sashiko hanten". hiseki, es la palabra para bombero, sashiko es la forma en que se teje la tela y hanten es la chaqueta en sí.
Se humedecía ante de comenzar a trabajar en la extinción del fuego, porque se trata de un tejido que absorbe muy bien la humedad y la mantiene en el interior. En la actualidad podemos ver este tipo de tela en los uwagi o chaquetas de los judokas, porque absorbe el sudor de los deportistas y es muy resistente a los tirones.
Las hanten de los bomberos tenían unos dibujos que representaban la insignia de cada brigada, además del nombre de su propietario. A medida que pasó el tiempo, estas decoraciones se volvieron más complicadas y artísticas. Hoy en día son piezas muy buscadas por los coleccionistas.
Posteriormente se hicieron tan famosas que se utilizaron por los participantes en los "matsuris" o festividades tradicionales, son lo que ahora conocemos como happi, chaquetas cortas.
Hanten perteneciente a un uniforme de 1930:


Sobre la cabeza llevaban un sombrero que les envolvía cara y cuello:


Pantalones:


Y guantes.

Cada brigada tenía un estandarte identificativo y protector llamado "matoi". Además les servía para hacer señales a otros equipos de bomberos, porque el portador se subía al tejado más alto y allí permanecía hasta que se había sofocado el fuego.
Matoi:


Evidentemente era un puesto de responsabilidad y muy peligroso.
En este grabado vemos a un porta-estandarte sobre un tejado y al fondo otro (marcado con un círculo blanco) perteneciente a otra brigada:


Las bombas de agua de bambú, con agua que se lanzaba con mangueras del mismo material, se introdujo a partir del siglo XVIII.
Una vez acabado el fuego, gritaban.
"Shita bi!! shita bi!!" que significa: el fuego declina, para avisar a los vecinos.
Los primeros días del año nuevo, los bomberos japoneses realizan ejercicios acrobáticos para el público, en recuerdo a aquellos otros del periodo Edo:


Qué tal una foto antigua, para poder ver con detalle todo lo explicado? Aquí la tenéis:


7 comentarios:

Soujiro dijo...

Vaya con los hikeshi, no se andan con chiquitas derribando casas con kamayaris

MacCano dijo...

Se puede decir que los bomberos son los únicos que luchan con el único rival mas inteligente y peligroso que el hombre, el fuego..., de ahí que les vea mas valor que cualquiera otra profesión.

Lo que tiene tela de cojones que lo hicieran de forma tan rudimentaria...

Gracias Kitsune por otra perla de cultura..., sin saber nada de japones te digo (copio y pego):

Soshite mou ichido yume ga minnna ni motarasareta koto ni kansha shimasu, korekara mo ganbatte kudasai.

Kitsune dijo...

Soujiro-san: un poquillo brutos sí.... JAJAJAJAJA. Bueno, tampoco es que las casas japonesas de entonces tuvieran mucha consistencia.

Maccano-san: no me extraña que le pegaran al sake, porque hay que tenerlos muy bien puestos para hacer lo que hacía esta gente. De todos modos la lucha contre el fuego ha sido siempre un asunto muy serio en Japón, por la cantidad de edificios de madera. Hoy en día se sigue considerando una cosa comunitaria, es decir que todos tienen su cubo lleno de agua en la puerta de casa.
Respecto a tu cita en japonés, creo que la entiendo más o menos, no tenías el texto en japonés-japonés? Es que sin kanji y hiragana me cuesta leerlo, pero he entendido el sentido general así que:

Dômo arigatô gozaimashita!!!

MacCano dijo...

San Google, por supuesto, me provee de todo lo necesario:

http://groups.msn.com/lntn95u8jgdo8jhha7e5egj2v2/frasesenjapons.msnw

ahí lo llevas...

Anónimo dijo...

Kitsune...desde Colombia al otro lado del japon te felicito...soy bombero y mi nombre es marco antonio largo, adoro la cultura japonesa. aunque conozco poco o casi nada...pero esta exposicion historica es muy enriquecedora...gracias

Kitsune dijo...

Marco Antonio-san: gracias por tus palabras y me alegro de que mi artículo haya servido para animarte a conocer más sobre la cultura japonesa.

Saludillo.

Anónimo dijo...

Ya había encontrado otra respuesta al pero... de las casas de madera y papel. Gran relato apasionado de la historia con fechas y situaciones.
Honras a los hikeshi.
Un lujo; felicitaciones.
Que Dios te de lo mejor. Abrazos.