viernes, 4 de mayo de 2007

El demonio de los celos

Es muy curioso cómo en Japón una mujer celosa es algo terrible, tan terrible que se convierte inesperadamente en un demonio.
No sé cuántos de vosotros ha tenido la suerte de ver la película "Onmyoji", titulada en Estados Unidos como "The ying-yang master", bien, si no la habéis visto, hay un momento en el que una dama de la Corte imperial está tan celosa de otra que le crecen unos cuernos y colmillos. Para aquellos occidentales que no destacan por su conocimiento de la cultura que supuestamente "aman", esta escena estará entre lo cómico y lo absurdo, seguramente le arrancaría una carcajada en pleno cine, o en su casa.
Pero la cosa lectores míos, no es para reírse....... Una mujer celosa es lo más peligroso que te puedas encontrar en Japón, tanto que el teatro nôh tiene no una, ni dos máscaras dedicadas a este tema, sino 11 máscaras!!!!! todas ellas indicando un grado diferente de los celos en la mujer. ONCE!!!!!!!
Igual que los kitsune, tanuki y demás o-bake tienen poderes mágicos especiales, una mujer celosa pasa a tener una serie de poderes que tanto viva como muerta puede utilizar. Principalmente se trata de un poder de transformación en demonio y la capacidad de, una vez muerta, poseer a otra mujer para ejecutar su venganza.
Es tal la cantidad de obras de teatro nôh que tienen como argumento una mujer demente u obsesionada, que forman una categoría determinada llamada "kyoyo", en ellas la temática siempre gira en torno a espíritus atormentados de mujeres celosas. En una de ellas se toma un episodio del "Genji monogatari" (la Historia de Genji, príncipe imaginario del periodo Heian, una especie de don Juan japonés), la concubina de Genji está embarazada pero una extraña enfermedad la tiene en cama permanentemente, se contratan los servicios de un exorcista que descubre cuál es el espíritu que se ha apoderado de la dama. Se trata de otra mujer que fue abandonada por Genji, en cuanto se realiza el exorcismo el espíritu sale y explica su historia, para convertirse en un hanya que les ataca y es derrotado.
Perdonad este resumen tan rápido pero explicar todas las implicaciones y referencias de esta obra, además de añadir el título y nombre de los personajes simplemente serviría para liar más la cosa, o tener que meterme en detalladas explicaciones que no vienen al caso.
El teatro nôh incluye no solamente el efecto de la máscara a la hora de la interpretación, con ellas identificamos al personaje, pero también los ropajes que lleva nos están indicando su situación personal, su estado anímico y nos dan claves de lo que es la vida interior del personajes que la máscara no puede darnos.
Identificaremos a este tipo de mujeres que viven bajo el estigma de una obsesión que las está comiendo por dentro, a través del diseño de triángulos en su kimono, es el símbolo de la piel de serpiente. Los triángulos serían una representación de las escamas de la serpiente, que es el animal identificado con los celos y las obsesiones varias.
Tal es la influencia de este tipo de diseños en los kimonos, que en una película muy famosa de Nagisa Oshima que trata sobre la obsesión de una mujer (no la cito porque puede haber menores rondando por aquí, pero ya sabéis a cuál me refiero y si no lo sabéis luego pondré una foto, casta muy casta), la protagonista a medida que va avanzando en su paranoia cambia su nagajuban (ropa interior) por uno con un diseño de triángulos, en el más profundo estilo nôh. La mujer se está convirtiendo en un ser dominado por un sentimiento destructivo, hasta su pelo y su rostro están dispuestos de tal forma que se convierte en una máscara inexpresiva y eso se ve en el cartel de la película.
Es gracioso cómo los occidentales hablamos del "demonio de los celos" y ahí tenemos a los japoneses, efectivamente convirtiendo a las mujeres en demonios terribles. Sólo hay una máscara para los hombres celosos, pero más que por ese sentimiento es por una venganza o por la ira, no concretamente por celos.
Ya sabéis, cuidadito si vuestras novias japonesas os descubren poniéndoles los cuernos, porque será literal esto último.......
Venga, vamos a ver imágenes!!!!!
Hay diferentes niveles de mujeres celosas, el grado inicial es el de Deigan, una mujer que está celosa se siente engañada pero no está segura, solamente sus dientes se han puesto dorados, sus ojos también y sus cabellos están despeinados (prueba de sus sentimientos alterados):



Pero la mujer al final descubre que su marido o pareja realmente está "frecuentando" a otra mujer, su ira crece y corre al templo a pedir que los dioses la conviertan en un demonio para castigar al marido infiel, su piel bajo el maquillaje blanco se tiñe de rojo y no puede disimularlo, es la ira que crece y la convierte en Hashihime:



Atentos a cómo aparece el diseño de la serpiente..... Nuestra mujer ya experimenta los primeros síntomas de su transformación en demonio que no puede ocultar ya, es la máscara Namanari, semi-demonio:



El demonio serpiente está en el interior de la mujer en este caso, comiendo lo poco de humana que le queda ya, la máscara Shinya, la serpiente:



En el caso de esta foto en concreto alrededor de la boca tiene como escamas también, no siempre aparecen.
Al final la transformación completa del demonio, la terrible Hanya destructiva y cruel, sedienta de venganza. Un detalle del diseño de triángulos:



La máscara de hanya, tiene muchas variantes, tranquilos que las voy a intentar poner todas, o al menos las principales. Recordad, todas, TODAS, son mujeres.
Shirohanya "hanya blanca":



Akahanya "hanya roja":



Kohanya "hanya anciana":



Gindeihanya "hanya plateada", Kindeihanya "hanya dorada":



Kinpakuhanya "hanya dorada":



Como veréis no sólo en el teatro nôh aparece esta iconografía, cartel de la película de Nagisa Oshima:



15 comentarios:

Judith dijo...

Hay una peli de Kaneto Shindo, Onibaba, del año 64, donde también sale la máscara. La prota es, exactamente, una mujer celosa que busca venganza.

Takeda dijo...

Señorita Kitsune, cuanto tiempo sin verla! es mas, yo diria, cuento tiempo sin verla!

Observo que tiene su nueva peich a pleno rendimiento. Asi me gusta, dando de comer al personal!

Sobre las mujeres japonesas... le dire que no hace falta que tengan celos para convertirse en un demonio. De hecho, podria afirmarse que el 99% de las mujeres japonesas son demonios, tal cual.
Y que nadie me acuse de misogino! Sobre la faz de este planeta, no hay nadie que ame a las mujeres mas que yo!
Pero es que las japonesas... dios mio, esas no son "personas humanas"...

SenshiZors dijo...

Hola hola.
Soy nuevo lector por aqui, pero ya vengo con un pedido.
Estoy haciendo un trabajo para la universidad y necesitaria info sobre las Kogals, segun vi en tu blog tenes algo de info, queria saber si me podrias guiar para conseguir mas.
SALUDOS!

[Senshi]
senshizors@gmail.com
senshizors.wordpress.com
mis vias de contacto
Gracias de nuevo

Kitsune dijo...

Judith-san: sí, he visto esa peli. No la incluyo en este artículo porque en Japón las mujeres ancianas se consideran una especie de vampiros energéticos de los hijos, hay una obra de bunraku sobre este tema. Así que cuando se vuelven muy mayores y dependen tanto de los hijos, entonces se convierten en una especie de vampiros-demonio, el caso de Oni-baba (literalmente la abuela-demonio). En este caso la madre depende de la permanencia de la mujer de su hijo para seguir sobreviviendo. También es cierto que roba la máscara a un samurai, pero eso es otra historia acerca de un joven que era tan guapo que no le dejaban ir a la batalla o si iba nadie quería luchar con él. Al final se puso una máscara de demonio y así nadie le podía ver la cara. Como conmemoración a esto hay un baile especial en un santuario de Nara en el que un sacerdote shinto baila con una máscara de demonio.
En sí "Onibaba" no representa una mujer celosa-celosa, sino una anciana-demonio-vampiro (no literal).
Saludillo!!!!

Kitsune dijo...

Takeda-sensei: uy, uy, uy!! ya veo que te has encontrado con ese 99%!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJA.
No te puedo dar mi opinión porque no he tenido experiencia "sentimentaloide" con ninguna japonesa. No estoy en esa línea. Y tampoco he tenido el placer de una experiencia "sentimentaloide" con un japonés. Así que con esas me quedo, en la inexperiencia.
Que hay mucho "tatemae" eso ya lo sé y mucha lagarta a por el "gaijin" memo también.... JAJAJAJA.
Saludillo.

Kitsune dijo...

Shensizors-san: realmente no sé hasta qué punto siguen las kogals siendo moda en Japón. Yo pensaba que ya iban desapareciendo, pero parece ser que aún se mantienen.
Información encontrarás toda la que quieras en internet, porque al tratarse de un fenómeno social tan focalizado en Japón, sobretodo en un barrio concreto de Tôkyô, no ha sido objeto de ningún tipo de estudio académico como tal, creo.... no sé...
Así que te remito directamente a (como dice un buen cliente de la casa de té) "San Google", buscando las siguientes palabras:
"kogal" "gals" "ganguro" "gonguro" "yamanba"
Yo lo único que hice fue publicar un articulito hace bastantes años sobre el tema, pero no he profundizado mucho más al respecto:

http://homepage.mac.com/oscarmv/Kitsune%20Monogatari/C1797197544/E867779227/index.html

Saludillo.

SenshiZors dijo...

Bueno bueno, muchas gracias!
Seguiré investigando ;)

alex dijo...

hey thnks ¡ es un buen resumen me ayudates bastante en mi crecimiento de tatuador en el arte japones gracias¡
capella ink (peru)
alex_90_a@hotmail.com
-.-¡

Anónimo dijo...

Hola me gustaría saber el nombre de la mascara japonesa que dices de hombre, para ver fotos y saber la historia. Gracias por adelantado.

MI mail: xino_x_xino@hotmail.com

Neaya dijo...

Buenas! Gracias por la info! me encanto! Lo que tengo una duda...

¿Es normal este tipo de mascaras en HOMBRES?
Los he visto en asesinos de videojuegos como en el "Fatal Frame" o "Clock Tower".

Un cordial Saludo y gracias

Mi msn: Artem_Neaya@hotmail.com

Kitsune dijo...

neaya-san:

1-los actores de noh y kabuki son todos hombres, no se permiten mujeres.

2-los videojuegos no reflejan la realidad en sí misma, sino que toman cosas tradicionales y no tradicionales japonesas y las adaptan para usarlas en personajes completamente inventados.
Hay muchos personajes históricos en los video-juegos que existieron pero nunca tuvieron ese aspecto, ni usaron según qué armas.
Los programadores son completamente libres de usar como, donde y cuando quieran cualquier cosa.
Muchísimas gracias por visitar la casa de té.

Fanny dijo...

Padre...explicas concreto y a lo que te enfocas.

Gracias y saludos.

Kitsune dijo...

Fanny-san: muchas gracias por tus palabras.
Un saludillo.

María Fernanda Rivero Rosas dijo...

Qué sabes de la máscara de Hannya de color negro?

Anónimo dijo...

Excelente tu artículo, muchas gracias por la información era exactamente lo que buscaba